Alquimista

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 417 (104096 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Los secretos del inmortal Nicolas Flamel 1

El Alquimista

Michael Scott

Traducción de María Angulo Fernández

[pic]

[pic]

Rocaeditorial


Título original: The Alchemyst


( 2007 by Michael Scott


"This translation published by arrangement with Random House Children's Books, a division of Random House Inc."




Primera edición: octubre de 2007


(de la traducción: María Angulo Fernández
( de esta edición: Roca Editorial de Libros, S.L.
Marquès de l'Argentera, 17. Pral. 1.a
08003 Barcelona.
correo@rocaeditorial.com
www.rocaeditorial.com


Impreso por Brosmac, S.L.


Carretera Villaviciosa - Móstoles, km 1
Villaviciosa de Odón (Madrid)
ISBN: 978-84-96791-03-9 Depósito legal: M. 33.965-2007Todos los derechos reservados. Esta publicación no puede ser reproducida, ni en todo ni en parte, ni registrada en o transmitida por, un sistema de recuperación de información, en ninguna forma ni por ningún medio, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electroóptico, por fotocopia, o cualquier otro, sin el permiso previo por escrito de la editorial.

A Claudette, por supuestoiamque opus exegi
Soy leyenda.
La muerte no me espanta y las enfermedades ni siquiera pueden afectarme. Miradme y os resultará difícil adivinar mi edad, pues nací el año 1330 de Nuestro Señor, hace más de seiscientos setenta años.
A lo largo de mi vida he desempeñado varios oficios: he sido médico y cocinero, librero y soldado,maestro de literatura y de química, e incluso policía y ladrón.
Pero antes que todo eso, fui un alquimista. De hecho, fui el Alquimista.
Era considerado el mejor alquimista de aquellos tiempos, solicitado por reyes, príncipes y emperadores, e incluso el mismísimo Papa requirió mis servicios. Podía convertir metal común y corriente en oro y transformar toscas piedras en magníficas joyas. Y nosólo eso: descubrí el secreto de la vida eterna que durante años permaneció escondido entre las páginas de un libro de magia antigua.
Ahora, mi esposa Perenelle ha sido secuestrada y el libro robado. Sin el libro, ella y yo envejeceremos. Durante cada ciclo lunar, nuestro cuerpo se marchitará y, con el tiempo, ambos falleceremos. Si perecemos, el Mal contra el que hemos combatido durantetanto tiempo triunfará. La Raza Inmemorial reclamará esta Tierra otra vez y aniquilará a la humana de la faz del planeta.
Pero no moriré sin luchar.
Porque soy el inmortal Nicolas Flamel.


Extracto del diario personal de Nicolas Flamel, el Alquimista.
Escrito el jueves 31 de mayo en San Francisco, mi ciudad adoptiva.
[pic]

Capítulo uno

[pic]
Vale, a ver si sabescontestarme a esto: ¿quién en San Francisco llevaría puesto un abrigo en pleno verano?
Sophie Newman se ajustaba el auricular del manos libres de su teléfono con tecnología bluetooth mientras hablaba. Al otro lado del continente, su amiga Elle, muy sensibilizada con el mundo de la moda, preguntó:
—¿Qué tipo de abrigo?
Después de limpiarse las manos con el trapo que solía guardar en el pequeñobolsillo de su delantal, Sophie salió de detrás del mostrador de la tienda, que permanecía completamente vacía, y se dirigió hacia el ventanal desde donde observó a varios hombres apearse de un coche aparcado en la acera de enfrente.
—Abrigos negros de paño. También llevan guantes negros, sombreros y gafas de sol. —Entonces se acercó un poco más al cristal—. Incluso para esta ciudad, todo estoresulta más extraño de lo normal.
—¿Quizá sean sepultureros? —sugirió Elle al otro lado del teléfono móvil, rompiendo el silencio.
Sophie lograba escuchar una música sombría y ruidosa de fondo, quizá del grupo Lacrimosa, o de los Amorphis. Elle aún no había superado del todo su etapa gótica.
—Puede ser —respondió Sophie con un tono de voz poco convincente.
Sophie se hallaba...
tracking img