Ama tu cuerpo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (881 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
AMA TU CUERPO Y ESCUCHALO

DEJA DE PELEARTE CON TUS CADERAS Y TUS IMPERFECCIONES, CONCENTRÁTE EN LAS BENDICIONES DE TU CUERPO.



La gente generalmente lee mis artículos o asiste a lasconferencias porque quieren perder peso. Quieren dejar de sufrir y ser felices. Yo les digo que confíen en ellos mismos y que escuchen a sus cuerpos. Después de eso, les digo todo – tu relación con la comida,contigo misma y con tu cuerpo- tenderá a cambiar positivamente. Para lograr que verdaderamente pongan atención en su cuerpo, les recuerdo la gran fortuna de poseerlo. Pongo énfasis en que no son sólouna cabeza que camina.

¿Cómo?, Preguntan confundidos: “¿Crees que realmente olvidamos nuestro cuerpo?”, ¿la grasa alrededor de las caderas y las llantas que se hacen debajo del mentón? Cómoolvidarnos de eso.

Exactamente ese es el punto. Muchas veces nos miramos a nosotros mismos desde fuera, notamos las imperfecciones primero y después nos centramos en ellas obsesionándonos con cambiarlas.Siempre estamos tan enfocados en lo que está mal en nuestro cuerpo, que olvidamos lo que está bien. Como si sólo fuéramos la suma de los defectos que nos vemos.

Una asistente, en uno de losúltimos talleres me dijo: “Lo especial en mí es mi mente. Tú siempre dices que estemos conscientes del cuerpo, pero yo lo odio. Es gordo y sin forma; lleno de pecas y celulitis. Pero mi mente es rápida yaguda. Me gradué con honores de la universidad por mi mente, no por mi cuerpo. Prefiero olvidar que tengo cuerpo y vivir en mi mente”.

Recientemente, a una antigua estudiante se le diagnosticó untumor cerebral. Había trabajado con ella por un período de tres años, luchando a su lado para eliminar 10 kgs de más de su peso ideal. “Quisiera deshacerme de éstas caderas”, me decía. “No soportoverlas.” Pero después de saber el terrible diagnóstico y de pasar por la negación, el dolor y el enojo, nunca más ha vuelto a pensar en la celulitis, en la talla de sus caderas ni en las arrugas...
tracking img