Amador

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2014 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Tengo que confesar que me había negado la oportunidad de leer este libro, siempre pensé que su contenido era aburridor, tal vez por aquello que a todos o a la gran mayoría nos pasa en la adolescencia y es que no comprendemos con facilidad algunos temas, es más ni siquiera nos tomamos la molestia de enfrentar por así decirlo esos retos de lectura, que no son más que un juego de palabras queaportan bastante a nuestra forma de vida.
Savater tiene razón cuando habla a su hijo Amador diciéndole que sabe que si lo que consigna en este libro se lo dice frente a frente va a terminar aburriéndolo y el fruto no sería de la misma calidad.
Cuando estamos en la etapa de la infancia nuestros padres suelen convertirse en nuestros héroes por aquello que lo saben todo, pero cuando atravesamos laadolescencia esta concepción cambia y les ponemos una marca de “latosos”, porque siempre nos indican que hacer, critican todo lo que hacemos y quieren que hagamos más todo el tiempo.
Con este libro su escritor busca transmitir la importancia de pensar adecuadamente sobre nuestra forma de actuar para que aprendamos a vivir coherentemente y a tomar buenas decisiones para lograr nuestros objetivos y metasen la vida. Desde el inicio del libro advierte que no se trata de un manual de ética o filosofía, sino un libro escrito para adolescentes, que contiene datos sobre un ingrediente importantísimo y global como lo es la libertad.
Cada capítulo nos lleva a reflexionar sobre la ética como el arte de educarnos en nuestro vivir, teniendo en cuenta los valores bajo los cuales debe ceñirse nuestraexistencia. Las pautas allí descritas están enfocadas a nuestra forma de actuar y vivir coherentemente tomando buenas decisiones, ya que el elegir es una facultad de la que goza el hombre, pero esta en ocasiones la dejamos de lado por hacer cosas en forma automática o por instinto y ocurre que cuando optamos por dar gusto a nuestros caprichos no nos beneficiamos del todo, por ello es importante que nonos dejemos llevar por los caprichos del momento, es mejor pensar cual es en realidad la buena vida que queremos, no la de ese momento, sino en realidad lo que deseamos ser, de nada serviría ser muy adinerado y sin amigos, cuando lo que realmente te haría feliz es tener muchos amigos, alguien con quien hablar, o si lo que al fin y al cabo quieres es ser un ser humano, que tiene menos cosasmateriales pero el gran valor de la amistad. “Lo que en realidad quiere la ética, es que nos paremos a pensar, y seamos capaces de saber que es lo que realmente queremos, y lo que es mas importante, porqué lo queremos”.

Tratar a las personas como semejantes no es mas que ponerse en su lugar, tomarle en serio, tener en cuenta que podríamos perfectamente estar en su situación y no en la nuestra, aunqueno por ello darle la razón en todo.
Todos tenemos nuestros propios intereses, ya sabemos que hay que ser egoístas consecuentes, y debemos a la vez ponernos en el lugar del otro, porque su realidad es tan real como la tuya, y aunque no te guste, le necesitas, necesitas su humanidad.
Cap. 8: Tanto gusto.
Muchas veces cuando oímos hablar sobre algo inmoral se refiere al sexo, que por si solo notiene nada de inmoral, sino como todas las cosas, depende de su uso. El cuerpo esta hecho para disfrutar y sin el disfrute de nuestro cuerpo no hay forma de llegar a la buena vida de la que tanto hemos hablado. Tantos tabúes con el sexo no vienen de otro sitio más que del miedo al placer, y de la necesidad que había anteriormente de estar alerta sin poder distraerse para sobrevivir. Estos miedos hanquedado aun después de mucho tiempo sin hacer falta. Nada es malo simplemente porque de gusto hacerlo. Por otra parte están las personas que tienen tanto miedo al placer que no hacen otra cosa que meter el miedo al placer a los demás. Estas personas son los puritanos, cuya filosofía de vida es que algo es bueno cuando no nos gusta hacerlo.
Del placer hay que hacer uso, pero no abuso, y sabemos...
tracking img