Amigos del alma

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3218 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
[pic]


No puede haber 2 amigos mejores que Lulai y Arturo, van juntos a la escuela, se sientan juntos, juegan juntos y a los 2 les entran juntos las ganas de hacer pis. Tan amigos son que un día decidieron casarse. Les caso Adrián Carro que dijo que sabía casar, porque su padre era concejal y ya había casado a un motón de gente. Y si que es de verdad que Adrián Carro sabía casar porque lohizo mejor que cualquier cura y cualquier alcalde, con unas frases tan bien dichas que parecía que se había pasado toda la vida casando gente.
-Arturo, ¿quieres a Lulai por siempre y por jamás, en el calor y en el frió, en enero y en agosto y hasta después de la Resurrección?
Y los invitados que eran Pedrito Gómez, Carbajo y Paula exclamaron impresionados:
-Ooohhhhh!
Era un ¡Oh! de admiración,como diciendo:
Y Arturo contesto:
-Si, si pero ¿le puedo dar ya el beso a la novia, que tengo mucha prisa?
-No, todavía no-dijo, Adrián Carro-, que la novia todavía no ha contestado a las preguntas del interrogatorio.
-Lulai- empezó Adrián-, ¿quieres a Arturo para casarte con el y quererle por la noche y por la mañana una hora detrás de otra aunque haya días que no te apetezca ni una pizca?Ante tal pregunta, la novia se quedo dudando un rato y al final contesto:
Bueno pero estaré casada un día si y un día no, porque si no me aburro.
Y los invitados a la boda, que dieron esta respuesta por buena, no dejaron ni que Adrián Carro diera su bendición a los novios, antes de que dijera aquello de: >, tiraron cada uno un puñado de tierra en las cabezas de los novios, y entonces sonó el timbrey corrieron todos hacia la clase, todos menos el novio, que fue muy despacio y muy desilusionado, porque cuando uno se hace la ilusión de besar a su novia es muy difícil volver a clase simplemente con las ganas.
Pero bueno, no hay que dramatizar; porque después de este día Lulai y Arturo se casaron unas cuantas veces más y Arturo siempre intentaba que la ceremonia fuera rápida para llegar albeso, que era lo que a él de verdad le importaba. A Lulai le gustaba, pero no tanto como a Arturo, por que si fuera por Arturo hubieran estado todo el santo día dándose besos y abrazos. Hasta la Señorita Amparo tenia que intervenir algunas veces porque, por ejemplo, había veces que Lulai estaba intentando hacer su trabajo de plástica, colorear los patos sin salirse de las líneas y de pronto, como sifuera un huracán y sin venir a cuento, Arturo le daba un abrazo y le agarraba la cara con las manos para darle varios besos.
-Arturo, Arturo déjala que trabaje, no seas pesado.
-Si es que nos hemos casado en el receso.
-Me parece muy bien, pero no la atosigues.
-Un rato si y un rato no-decía Lulai mientras pintaba-, yo me caso un rato si y un rato no.

Arturo sufría un poco cuando Lulaidecía esas cosas, pero luego se le pasaba, cuando se salían de la escuela y Lulai se despedía diciéndole >. Arturo quería entonces darle un beso antes de que Lulai se marchara de la mano de su madre, pero ella a lo mejor le decía ahora, no, mañana en el patio. No es que a Lulai quisiera hacerle sufrir; es que, sencillamente, no le gustaban tanto los besos como a su amigo del alma.
Pero, desde luego nohabía en toda la clase, en toda la escuela, mejores amigos que la niña Lulai y el niño Arturo. Arturo estaba perdidamente enamorado de ella, escribía su nombre en todas partes en los rincones de la habitación donde no pudiera verlo su madre y en su brazo y en la barriga y las escaleras de su casa.
A Lulai le gustaba dejarse querer:
Pero un día el niño Arturo sufrió más que nunca, porque Lulaise había cansado de casarse siempre con el mismo novio y dijo:
-Ahora que haga Arturo de cura y yo me caso con Adrián o con otro, me da igual.
A Arturo le costo mucho que no se le llenaran de lágrimas los ojos y dijo tragando saliva que tenía en la garganta:
-No quiero hacer de cura, prefiero hacer de invitado.
Así que fue a Carbajo quien le toco casar a la nueva pareja. Carbajo no quiso...
tracking img