Amilcar santini

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1996 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
AMILCAR SANTINI

Milagro: La Virgen de las lágrimas
Todo el mundo ha oído hablar de la Virgen de Siracusa, que el 29 de agosto de 1953 y los tres días siguientes estuvo derramando lágrimas.
El afluir de peregrinos ha sido incesante: cerca de 70.000 cada día. Antes de terminar el año más de un millón de personas han pasado delante de la imagen milagrosa.
Se trata de una imagen sencilla deyeso, con colores y esmalte, que vulgarmente se conoce con el nombre de . Tiene el manto azul pálido, rostro infantil y un corazón rodeado de llamas. Fue un regalo de bodas a Antonia Giusto, casada con el albañil comunista Angel Jannuso. La compró su hermana Gracia Jannuso en una tienda de la calle Umberto, de Siracusa, por 1.500 libras.
Antonia tiene veinte años y vive con su marido en la calle delas Huertas número 11, en el Barrio de Santa Lucía (Siracusa).
Se encontraba enferma, y desde que iba a ser madre, los ataques epilépticos se repetían con mayor frecuencia. En los momentos de reposo obligado, Antonia se dirigía a la Virgencita, con ese fervor sencillo y humilde de quien pide un favor.
El 29 de agosto, octava de la fiesta del Corazón Inmaculado de María, a las ocho y media de lamañana, comenzaron a bajar las lágrimas de los ojos azules de la Virgen. Antonia había tenido aquella mañana una crisis más grave. Tendida en la cama, miraba a la imagen. Se encontraba mareada. Se nubló la vista. Al reponerse, vio resbalar las lágrimas de la Virgen; dudó si estaba despierta. A su lado se encontraban preocupados por su salud su madre, una tía de su marido y su cuñada, que lehabían regalado la imagen. Las tres se echaron a llorar, temiendo que aquello fuera un triste presagio.
Llamaron a prisa a los vecinos. Desde entonces se convirtió para toda Sicilia en la . La muchedumbre se agolpó a sus puertas. Intervino la policía, que requisó la imagen, devolviéndola aquella misma noche. La imagen seguía llorando. Duraron las lágrimas cinco días más parándose por breves intervalos,como si estuviese cansada.
Se desmontó la imagen y se examinó detenidamente. El fabricante Amilcar Santini, llamado desde Cecina, pueblo de la Provincia de Pisa, declaró bajo juramento solemne, haber fabricado la imagen sin trampa. Se hizo el análisis químico de las lágrimas. He aquí el testimonio del doctor Roberto Bertinida: Cuando el P. Bruno, a invitación de la autoridad eclesiástica, pidióel parecer de una comisión de expertos, me encontraba en el laboratorio provincial de higiene y profilaxis. Participé en calidad de químico.
Nos presentamos en la casita de con los doctores Cassola, Maletta, Cotzia y el ingeniero Durso. La señora Antonina Hiusto abrió un cajón de la cómoda donde guardaba la imagen. Estaba cubierta con un paño todo empapado. Examiné la efigie y noté que los ojosestaban bañados, y el líquido, deslizándose por el rostro, llenaba el hueco de la mano que sostiene el corazón.
El líquido fue recogido por el doctor Cassola, y yo mismo enjugué la imagen con un algodón. Después de un instante, pude notar teniendo el cuadro en el brazo, que primeramente en el ojo derecho, y después en el izquierdo, aparecía una lágrima. Poco a poco se fueron haciendo mayores.Enjugadas también estas lágrimas, el fenómeno volvió a verificarse al poco tiempo. Fueron estas lágrimas las últimas que fluyeron de la Madonnina. También estas dos últimas gotas las recogió el doctor Cassola, para someterlas al análisis químico.
Desatamos los lazos que tienen sujeta la imagen a la placa negra de mármol, para comprobar de qué materia estaba construida. Es de yeso, tiene poquísimoespesor, y en la parte superior es cóncava y perfectamente seca.
Sería absurdo pensar en sustancias higroscópicas o en fenómenos de condensación de vapor, teniendo además en cuenta que el líquido derramado en los días anteriores era muy considerable.
Yo mismo he querido probar el prodigioso humor y he tenido la impresión de gustar una lágrima mía. Mientras se obtenía el análisis químico de las...
tracking img