Amor por la lecturalectura comprensiva como ficha o prueba. ficha de lectura comprensiva amor por la lectura ( mario sánchez bustos, chileno ) sebastián era un niño que no sabía leer ni escribir, le

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (765 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LECTURA COMPRENSIVA COMO FICHA O PRUEBA.
 
FICHA DE LECTURA COMPRENSIVA
 
Amor por la lectura
 
( Mario Sánchez Bustos, chileno )
 
    Sebastián era un niño que no sabía leer ni escribir, leregalaban cuentos y revistas y no las entendía y no las podía disfrutar.
 
    Un día Sebastián se enamoró de una bella niña, y recibió con gran alegría una carta de parte de ella, se la entregó unsimpático ratoncito de color lila, pero la carta era mágica, nadie podía leerla, sólo Sebastián podía hacerlo.¿Pero cómo leerla si no sabía leer?. Antes de irse el ratoncito lila que le entregó lacarta, le dijo que cuando la leyera, tendría un mensaje y un premio especial.
 
    Como Sebastián estaba enamorado y era muy curioso, no vivía tranquilo pensando en la carta y se puso a estudiar contodas sus ganas, hacía preguntas al profesor, en las noches juntaba letras y le leía a su papá, miraba carteles en la calle, en los supermercados, en el centro y sólo pensaba en leer. En su cuartopegó un abecedario, lo miraba todas las noches antes de rezar y dormir, durante la cena juntaba las letras de la sopa, en horas libres modelaba vocales en plasticina, recortaba y pegaba sílabas, escuchabay cantaba canciones de las  vocales a, e, i , o y u, todo lo hacía por leer algún día la carta de la niña de sus sueños que guardaba en su corazón.
 
    Un día Sebastián y su curso viajaban en untren a visitar un museo, el tren se detuvo con las puertas cerradas y no se podían bajar, lo que causó pánico en los niños y el llanto d e la niña que a nuestro amigo le gustaba. Fue entonces cuandoSebastián miró un letrero del tren, que decía las instrucciones para abrir la puerta, las que se puso a leer y trató de comprender, después de un rato, siguiendo las indicaciones logró abrir la puertay los niños bajaron tranquilos y felices.
 
-                ¡Gracias Sebastián! – le dijo la niña de sus sueños, y le dio un beso. Sebastián le respondió que no fue nada, que sólo siguió las...
tracking img