Amor

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 58 (14337 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LOS DIEZ MANDAMIENTOS

La dignidad del hombre

“Dios creó al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó, hombre y mujer los creó” (Gn. 1,27).

El hombre ocupa un lugar único en la creación: está hecho a imagen de Dios. De todas las criaturas sólo el hombre es capaz de conocer y amar a su Creador, sólo él está llamado a participar, por el conocimiento y el amor, en la vida de Dios.Para este fin ha sido creado y ésta es la razón fundamental de su dignidad.

Dios creó al hombre racional dándole la dignidad de persona, dotada de la iniciativa y del dominio de sus actos; quiso dejarlo en manos de su propia decisión, para que busque a su Creador libremente y alcance así la plena y feliz perfección. El hombre posee facultades superiores para alcanzar esa perfección. Estasfacultades son la libertad, la inteligencia y la voluntad.

La libertad es el poder, radicado en la razón y en la voluntad, de obrar o de no obrar, de hacer esto o aquello, implica la posibilidad de elegir entre el bien y el mal.

← La libertad alcanza su perfección cuando está ordenada a Dios nuestra felicidad.
← En la medida en que el hombre hace más el bien, se vahaciendo también más libre.

La conciencia moral

Los actos humanos libremente realizados, son calificables moralmente como actos buenos o actos malos.

← Un acto moralmente malo es el que daña a uno mismo y/o a otros.
← El acto moralmente bueno es el que busca un bien propio y de los otros.

En lo más profundo de su ser el hombre descubre una ley que él no se da a símismo, sino a la que debe obedecer y cuya voz resuena en los oídos de su corazón, llamándole siempre a amar y a hacer el bien y a evitar el mal. El hombre tiene una ley inscrita por Dios en su corazón, es esta la conciencia, el núcleo más secreto y el sagrario del hombre, en el que está sólo con Dios.

La conciencia moral es un juicio de la razón por el que la persona reconoce si un acto esbueno o malo. La dignidad de la persona humana implica y exige la rectitud de la conciencia moral, para distinguir entre los actos buenos y malos y para asumir la responsabilidad de los actos realizados. Es preciso que cada uno preste mucha atención a sí mismo para oír y seguir la voz de su conciencia.

La conciencia hace posible asumir la responsabilidad de los actos realizados. Si elhombre comete el mal, el justo juicio de la conciencia puede ser en él el testigo de la verdad universal del bien, al mismo tiempo que de la malicia de su elección concreta.
Una conciencia bien formada es recta y veraz. Formula sus juicios según la razón, conforme al bien verdadero querido por la sabiduría del Creador.

El hombre tiene derecho de actuar en conciencia y en libertad afin de tomar personalmente las decisiones morales. No debe ser obligado a actuar contra su conciencia.

En la formación de la conciencia, la Palabra de Dios es la luz de nuestro caminar; es preciso que la asimilemos en la fe y en la oración, y la pongamos en práctica.

Juicio erróneo

La persona humana debe obedecer siempre el juicio recto de la conciencia. Pero sucede quela conciencia moral puede estar afectada por la ignorancia y puede formar juicios erróneos sobre actos proyectados o ya cometidos.

Esta ignorancia puede con frecuencia ser imputada a la responsabilidad personal.

El desconocimiento de Cristo y de su Evangelio, los malos ejemplos recibidos de otros, la servidumbre de las pasiones, la pretensión de una mal entendida autonomía de laconciencia, el rechazo de la autoridad de la Iglesia y de su enseñanza, la falta de conversión y de caridad pueden conducir a desviaciones del juicio en la conducta moral.

El pecado

“Pecado” es un concepto teológico, no psicológico ni sociológico, por lo que solo las ciencias religiosas lo estudian como tal, sin embargo, es la realidad más trágica del hombre; nadie puede ignorarlo,...
tracking img