Amparo colectivo argentina.

DERECHO COMPARADO.

REFORMA DE ARGENTINA.

El Amparo: Análisis de la Ampliación de la Legitimación activa, luego de la reforma constitucional, a traves de precedentes judiciales.

Resumen

La ampliación de la legitimación activa para la presentación de la acción de amparo, se inserta dentro de un esquema institucional que viabiliza, a través del texto de la ley fundamental, una mayorparticipación de los ciudadanos dentro del acervo comunitario, de conformidad con un modelo de estado social democrático de derecho.

Esta afirmación da cabida al reconocimiento de una legitimación más amplia de aquel que ostenta un derecho subjetivo individual, y requiere en todos los casos la comprobación de una afectación por parte de quien intenta la vía. De este modo, se da protección a losdenominados derechos de incidencia colectiva en su porción subjetiva de derechos.

La base de la legitimación para intentar la vía del denominado amparo colectivo es distinta en el caso del afectado, el defensor del pueblo y las asociaciones, por expreso mandato constitucional.

El problema que se viene planteando en sede judicial con relación a los límites de la ampliación de la legitimaciónactiva, debe resolverse, sin llegar a admitir de meros intereses simples, por la aplicación del principio in dubio pro actione.

Desarrollo

La reforma constitucional de 1994 incorporó en su Primera Parte, capítulo segundo "Nuevos Derechos y Garantías" a la acción de amparo, cuyos orígenes y desarrollo en nuestro país se debe fundamentalmente a la labor jurisprudencial(1). Sin embargo, suposterior reglamentación a través de la ley 16.986 y el art. 321 inc. 2 del CPCCN, en lugar de facilitar el acceso a la jurisdicción, se convirtió en un verdadero obstáculo para su progreso(2), por la limitación que sus normas imprimían para su admisibilidad.

Consideramos que en la actualidad, el diseño del art. 43 CN ha contribuido a aumentar la protección garantística de los derechos consagradosen la Ley Fundamental, por la eliminación de la no obligatoriedad del agotamiento de la etapa administrativa previa, la posibilidad de que los jueces declaren la inconstitucionalidad de la norma en que se funda el acto u omisión lesiva, y la ampliación de la legitimación activa para su interposición. En este último punto detendremos nuestra atención.

Además del reconocimiento del ‘amparoindividual’ (art. 43 CN, primer parágrafo), la norma constitucional recoge el ‘amparo colectivo’(3), ampliándose el espectro de protección constitucional a los denominados derechos de incidencia colectiva(4).

No obstante la aparente claridad del texto constitucional en lo concerniente a la legitimación activa, se observan divergencias en los tribunales para la admisibilidad de la acción. Así, lo hademostrado el desarrollo jurisprudencial luego de 1994, apreciándose posiciones encontradas en lo que hace a su progreso.
Aparecen como legitimados para accionar, según el segundo párrafo del art. 43 de la CN: el afectado, el defensor del pueblo y las asociaciones. La base de la legitimación es distinta en los tres supuestos. El defensor del pueblo, no requiere la acreditación de un perjuiciodistinto al de la generalidad, como sí se requiere indudablemente en el caso del afectado. Para las asociaciones la base de la legitimación estaría dada en la coincidencia entre los fines para los cuales fue creada, con el objeto de la demanda.

Lo que ha quedado en claro, es que nuestro más Alto Tribunal a la hora de discernir si estamos en presencia de verdaderos legitimados para intentar estaacción, ha seguido la jurisprudencia norteamericana que requiere para su admisibilidad la existencia de un standing(5), que se encuentra ligado a la legitimación de las partes para actuar, y no a la materia sobre la cual versa la presentación, con base al art. III de la Constitución americana(6).

El afectado.

Cuando se alude al ‘afectado’, consideramos -siguiendo la línea doctrinaria del...
tracking img