Amtropologia teologica

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1064 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Gerardo Enrique Cuerpo – Alma 30/08/10

Al hablar del tema sobre el cuerpo y el alma somos concientes que son realidades que al igual que Dios siempre estarán rodeadas del misterio y que nuestro hablar del tema será solo una aproximación, sino es que mera especulación teológica, pero como toda mente históricamente siempre ha buscadoentender y sobre todo entender estas realidades, para comprender mejor a Dios y al hombre algo podemos decir, esto a partir de posturas ya conocidas y la postura de Wolfgang Beinert.

Comenzamos: Lo que mas llama la atención de nuestro autor, porque creemos es el eje innovador de este pensamiento, es su postura sobre la integralidad de la persona “cuerpo – alma”, es decir, no son realidadesautónomas como lo suponía Platón, sino aspectos, dimensiones, de una misma persona.
Detrás de todo este planteamiento como un juego de dominó, se lleva de encuentro(o al menos nos hace replantear) aspectos de la fe que se han vivido por mucho tiempo. Ejemplizando: diremos entonces que al morir ( porque este tema nos lleva a esto) muere todo la persona con sus dimensiones de cuerpo (realidad material )y alma (realidad inmaterial pero histórica ) la pregunta aquí es ¿Qué queda después?, junto a san Ignacio diríamos que la “nada” origen del que una vez fuimos llamados, solo que ahora con una promesa de resurrección, pero en la clase de teología antropológica se nos dijo que la Iglesia no acepta este presupuesto ya que Dios volvería a poner nuevamente un acto creador en esto y que eso según laIglesia “NO PUEDE SER” ya que como causa eficiente de todo lo creado Dios llama a la eternidad, al menos a la persona humana (aunque san Pablo dirá que a toda la creación ) tampoco se puede pensar como alternativa a la pregunta hecha anteriormente retomar la visión Hebraica de “Sheol” ya que este termino como sus similares Shahat (fosa) sal – mawet ( sombra de muerte ) Abaddon ( perdición ) nuncafueron dichos como respuesta a la trascendencia de cuerpo y alma o mas aun como respuesta a una resurrección, tal parece que en el pensamiento hebreo quedaba menos claro que en el nuestro el tema que ahora abordamos, para ello diremos que la relación con Yahvé solo se podía dar mientras Vivian, mientras tuvieran el soplo de vida, de ahí que tomaran como bendición de Dios una larga vida llena deabundancia material y como castigo todo lo contrario, es pues el Sheol un estado análogo pero de situación flácida en comparación con la vida conocida, job 26,5 los “refaim” gimen bajo las aguas.
Otros se referirán al termino Sheol como el de una caverna, o gran hueco debajo de la tierra, pero igual en un estado sin sentido, pues no se explica para que están ahí.
Si decimos que sobrevive algo dela persona llámesele a esta “sombra” “ectoplasma” etc., esto no estaría en sintonía con lo expresado por Wolfgang de la integralidad de la persona, pero me surge la pregunta, al pensar en el pensamiento tradicional de la Iglesia, “si la resurrección con lleva toda la persona ( y no caer en el dualismo platónico ) y el juicio de esta ( escatología) que hay de los santos ( no hablemos de Maria) ysu comunión con Dios, si sus cuerpos (basan) siguen con nosotros y son parte de nuestra veneración.
Uno podría hacer su propia especulación en cuanto al tema, pero el tema tratado es el de nuestro autor y a eso nos limitamos. Como hemos leído, parece que hay mas preguntas que respuestas, pero eso no debe de extrañar ya que como hemos dicho al principio, estas realidades humanas así como la deDios, siempre quedaran en el misterio, lo demás es especulación teológica y me atrevo a decir que no necesarias para la salvación, aunque si necesarias para entenderla.

Gerardo Enrique Nuestro lugar en el Universo 05/09/10

Con la lectura de este tema me parece que nuestro postura en el esta bastante clara. Lo siguiente será entonces un comentario del tema....
tracking img