Análisis al bebedor de yajé

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1433 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Universidad Politécnica Salesiana
Carrera de Psicología
Rituales desde la Visión Psicológica
María Isabel Pineda

EXAMEN FINAL

Realizar un ensayo argumentativo sobre el Bebedor de Yajé

En la provincia del Napo vive Fernando Payaguaje quien es el último bebedor de Yajé o al menos el último conocido. Pertenece al pueblo de los Secoya quienes consideran que alcanzar el grado de curanderoes la máxima realización personal y social, para lo cual el rito del Yajé viene a ser la función básica para ésta realización.

El Yajé o también llamado Ayahuasca es tomado de un bejuco amargo al que se le quita su cáscara, ya que ésta es muy amarga, y se cocinan sus fibras con agua, de lo cual se obtiene una bebida de color rojo, su grado de concentración de confiere propiedades distintas,según los efectos sus usos varían, de este modo la bebida en bajas concentraciones sirve como energizante o para soportar el sueño. En proporciones más concentradas los curanderos la utilizan para curar enfermedades y como un camino a la unión con los espíritus.

Para realizar el ritual nada se deja al descuido, se debe empezar con una iniciación controlada por bebedores con experiencia y luegose pasa al proceso de aprendizaje que dura toda la vida. Se exige mucho en el rito en el ámbito físico, psíquico y social ya que sus leyes son muy precisas y sólo quien ha logrado alcanzar el conocimiento puede dar de tomar Yajé a otras personas.

El Yajé tiene sus raíces en la naturaleza del pueblo Secoya como es en sus credos y tradiciones, cuando beben Yajé el pueblo Secoya puede remontarsea sus orígenes, conectarse con los espíritus y remontarse a un tiempo ancestral. Esta experiencia le da una conciencia personal y de grupo, ya que por medio de ésta conexión ellos llegan hasta el punto de convertirse en animales, esta conciencia no diferencia la existencia del otro, como lo hacemos nosotros, sino que se funciona con la vida de cualquier tipo que hay a su alrededor. Este espaciode continuidad le permite a la persona que pierda el efecto de discriminación.

Por eso el Bebedor de Yajé hace una reflexión muy triste sobre el futuro de su pueblo ya que si no beben ya no van a poder ver ni soñar como lo hacían antes. El pueblo que ha dejado su costumbre y su ritual de beber Yajé puede desaparecer, posiblemente no físicamente sino su leyenda, su esencia, su historia. Enmuchas ocasiones un ritual muta ya que se mantiene una cohesión social, pero en este caso Fernando Payaguaje nos muestra una muerte absoluta de un ritual.

El haber explotado la selva amazónica no solo acabó con la vida silvestre que allí habitaba, sino son costumbres, tradiciones y a la larga con el pueblo secoya. Por más que Fernando trate de mantener la costumbre de beber Yajé, este deja de serun ritual ya que sólo se lo puede calificar como tal cuando es colectivo.

Es interesante observar como para los Secoya el tiempo es diferente al nuestro, Fernando mismo lo demuestra cuando menciona que tenía un año de edad y recuerda muchas cosas, posiblemente se deba a que la concepción del tiempo de un niño no es igual a la del adulto, o que los calendarios Secoyas tengan más períodos que losnuestros, es decir, su configuración subjetiva duraba más que la nuestra. Como para ellos la muerte no era una amenaza ya que podían convertirse en animales cuando ellos quisieran y si morían podían transformarse en uno de los espíritus que les transmitía enseñanzas cuando tomaban Yajé, la muerte venía a ser sólo un paso para algo más.

Ese trance, por llamarlo así, al que llegaban losSecoyas, cuando bebían Yajé, les permitía poner en escena aquello que su pueblo necesitaba tramitar, es decir, sus complejos culturales como arreglar las relaciones con sus familiares o amigos cercanos. Este no generaba una fantasía para este pueblo sino que les decía verdad, claro ejemplo cuando llamaban a las dantas a las cercanías del pueblo y las podían cazar para alimentarse.

La realidad de las...
tracking img