Análisis de la enciclica "el esplendor de la verdad"

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1030 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 10 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Análisis del documento “El esplendor de la verdad” de Juan Pablo II
a) Presentación del documento: estructura y contenido
El 5 de octubre de 1993Juan Pablo II, publicó esta encíclica. Veritatis splendor (El esplendor de la Verdad), que contiene la «doctrina moral esencial de la Iglesia», y se convirtió inmediatamente en uno de los mayores hitos intelectuales y culturales del pontificado.
Laencíclica está distribuida de la siguiente manera:
Introducción:
• Jesucristo, luz y verdad que ilumina a todo hombre
• Objeto de la encíclica.
Capítulo I
“Maestro ¿que he de hacer de bueno? (Mt, 19,16)
Cristo y la respuesta a la pregunta moral.
Capítulo II
“No os conforméis a la mentalidad de este mundo” (Rm 12,2)
La iglesia y el discernimiento de algunas tendencias de la teología moralactual.
Capítulo III
“Para no desvirtuar la cruz de Cristo” (1 Co 1,17)
El bien moral para la vida de la iglesia y el mundo.
b) Cuál es el objetivo del documento
El “Esplendor de la verdad” afronta algunas cuestiones fundamentales de la enseñanza moral de la iglesia, bajo la forma de un necesario discernimiento sobre problemas controvertidos entre los estudiosos de la ética y de la teologíamoral. Este es el objeto especifico de la presente encíclica, la cual trata de exponer, sobre los problemas discutidos, las razones de una enseñanza moral basada en la sagrada escritura y en la tradición viva de la iglesia, poniendo de relieve, al mismo tiempo, los presupuestos y consecuencias de las contestaciones de que ha sido objeto tal enseñanza.
c) Cristo y la respuesta a la pregunta moral(síntesis cap. I)

El dialogo de Jesús con el joven rico (Mt, 19,16)
En el joven, podemos reconocer a todo hombre que conscientemente o no se acerque a Cristo y le formula la pregunta moral. Esta pregunta es en última instancia, un llamamiento al bien absoluto que nos atrae y nos llama hacia sí; es el eco de la llamada de Dios, origen y fin de la vida del hombre.
Maestro, ¿Qué he de hacer debueno para conseguir la vida eterna?
Desde la profundidad del corazón surge la pregunta que el joven rico le hace a Jesús de Nazaret: que se refiere al bien moral y a la vida eterna. Es necesario que el hombre de hoy se dirija nuevamente a Cristo para obtener de él la respuesta lo que es bueno y lo que es malo. Es él quien desvela a los fieles el libro de las escrituras y, revelando plenamentela voluntad del padre, enseña la verdad sobre la obra moral.
Si queremos penetrar en el núcleo de la moral evangélica, debemos escrutar cuidadosamente el sentido de la pregunta hecha por el joven rico y más aun, el sentido de la respuesta de Jesús.
Uno solo es bueno (Mt. 19, 17)
Antes de responder a la pregunta, Jesús quiere que el joven se aclare a sí mismo el motivo por el que lo interpela.El “maestro bueno” indica a todos nosotros que la respuesta a la pregunta, ¿Qué he hacer de bueno para conseguir la vida eterna? Solo puede encontrarse dirigiendo la mente y el corazón al único que es bueno: nadie es bueno sino solo Dios. Solo Dios puede responder la pregunta sobre el bien, porque él es el bien.
La iglesia iluminada por la palabra del maestro cree que el hombre tiene como finúltimo de su vida se “alabanza de la gloria de Dios” haciendo así que cada una de sus acciones refleje su esplendor.
Aquello que es el hombre y lo que debe hacer se manifiesta en el momento en que Jesús se revela. En la diez palabras de la alianza con Israel, y en toda la ley, Dios se hace conocer y reconocer como el único que es bueno; como el modelo del obrar moral; como aquel, que fiel a su amorpor el hombre, le da su ley para restablecer la armonía originaria con el creador y para introducirlo en su amor.
La vida moral se presenta como la respuesta debida a las iniciativas gratuitas que el amor de Dios multiplica en el hombre: es una respuesta de amor. Para quien ama a Dios es suficiente agradar aquel a quien ama.
El bien es pertenecer a Dios, obedecerle, caminar humildemente con el...
tracking img