Análisis del soneto xii de garcilaso de la vega.

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2329 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 31 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Análisis del Soneto XII de Garcilaso de la Vega.

V-1.Si para refrenar este deseo V-2.loco, imposible, vano, temeroso, V-3.y guarecer de un mal tan peligroso, V-4.que es darme a entender yo lo que no creo. V-5.No me aprovecha verme cual me veo, V-6.o muy aventurado o muy medroso, V-7.en tanta confusión que nunca oso V-8.fiar el mal de mí que lo poseo, V-9.¿qué me ha de aprovechar ver la pinturaV-10.de aquél que con las alas derretidas V-11.cayendo, fama y nombre al mar ha dado, V12.y la del que su fuego y su locura V-13.llora entre aquellas plantas conocidas V-14.apenas en el agua resfriado?

Estructura gramatical. El soneto se construye en base a una proposición de tipo condicional rodeando a una oración principal. Se podría esquematizar de la siguiente manera. La prótasis estaríadelimitada por la extensión del primer cuarteto. Esta estructura, a su vez, se construye como una acumulación de subordinadas condicionales. Para visualizar esto hay que reponer desde el plano semántico el sentido de la conjunción “y” (v-3) leyéndola y categorizándola como “Si para”. Así nombraremos como A, a la estructura que va desde “Si para…”hasta “temeroso” (V-1-2). Y como B a la que va desde“Y (si para) guarecer”… hasta “no creo” (V-3-4) La oración principal será todo el segundo cuarteto. En donde notamos una particularidad. “No me aprovecha verme cual me veo” (V-5). En esta oración vemos la inclusión de dos signos de reflexibilidad, en “verme” y en “me veo” (V-5). Recordemos que el campo reflexivo se da cuando sobre quien recae la acción o a quien se destina, es idéntico a quien actúacomo oficiante de tal acción. En esta duplicación, independientemente del nivel sintáctico que ocupen estas estructuras, notamos el carácter de introspección; de testigo y protagonista con la que se desenvuelve el Yo en el soneto.
1

Por ultimo la apódosis corresponde a los dos tercetos y no reviste, desde lo sintáctico mayores inconvenientes. Lo único a tener en cuenta que estos tercetos secoordinan mediante la conjunción Y, y dan dos estructuras que denominaremos C, desde “¿Qué…” hasta “dado” (V-9-11) y otra D desde “y la del...” hasta “resfriado?” (V1214) Los verbos que estarían conectando de alguna manera ambas mitades serían “ver” y “aprovechar”. Para clarificar este análisis trascribiremos nuevamente el soneto marcando las estructuras. Si para refrenar este deseo A loco,imposible, vano, temeroso, y guarecer de un mal tan peligroso, que es darme a entender yo lo que no creo.

Apódosis (Hipótesis). B

No me aprovecha verme cual me veo, o muy aventurado o muy medroso, Principal en tanta confusión que nunca oso fiar el mal de mí que lo poseo, (Entonces) ¿qué me ha de aprovechar ver la pintura de aquél que con las alas derretidas cayendo, fama y nombre al mar ha dado, yla del que su fuego y su locura llora entre aquellas plantas conocidas apenas en el agua resfriado?

C Prótasis (Consecuencia).

D

Estructura Enunciativa. El Yo poético aparece explicito en el primer cuarteto mediante el pronombre “Yo” (v4), por el acusativo “me” (v-7), y por la conjugación verbal en la primera persona del singular: oso (v-7), poseo (v-8). Desde la mitad del primer tercetoel Yo pasa a la función de testigo describiendo acciones de dos Tu plasmadas en sendos cuadros. Si bien la acción se centra en la experiencia personal del Yo (¿Qué me ha de aprovechar…), encontramos la utilización del demostrativo “aquel” (v-10) y del posesivo “su” (v-10) que nos marca un desplazamiento de la mirada. El soneto es de carácter abstracto; describe un estado emocional del Yo.

2 Léxico. Se podría decir que posee un dinamismo expresivo negativo, marcado por la utilización de adjetivos del tipo: loco, imposible, vano, temeroso, medroso. Todos éstos con una connotación negativa. Nivel Fónico. El soneto posee rima consonante: ABBA-ABBA-CDE-CDE. En cuanto a la acentuación, se apoya principalmente en la sexta sílaba, salvo en los versos 2, (“loco, imposible, vano,...
tracking img