Anécdotas de un costeño en el atanasio. medellin vs junior

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1528 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Hace diez años era hincha fiel del Atlético Junior, era la época del Pibe Valderrama, Valenciano, Pachequito y otros más, que nos deleitaban con su fútbol exquisito y productivo. No me perdía ningún partido y hasta tenía mi abono para todos los encuentros. Admito que aproximadamente hace cinco años, perdí interés por el Junior y por el fútbol colombiano en general, debido a su irregularidad. Sinembargo, el estar viviendo fuera de Barranquilla, lejos de mi ciudad, ha hecho que brote en mi nuevamente la llama tiburona.

Aprovechando mi estadía por estos días en la ciudad de Medellín, decidí ir al estadio a acompañar al equipo de mis entrañas que jugaría contra el Deportivo Independiente Medellín, en el estadio Atanasio Girardot en las semifinales del fútbol colombiano. La boleta de“Nortes y Sures” (no se por qué razón los paisas pluralizan los sectores pero así le dicen) cuesta $11.000 (tabaco incluido), las de “Occidentales” $38.000 y la de “Orientales” $22.000. Me decidí por esta última, no por el precio, ni más faltaba, un hombre tan pudiente como yo fácilmente podría comprar un asiento al lado de la gramilla, pero como la idea era vivir el partido en un nuevo ambiente me quisemezclar entre la clase media paisa.

Un amigo, hincha a morir del DIM, al enterarse de que iba al partido me dijo “tranquilo parce, no lleve cuchillo que allá le dan”, esa frase hizo que mis temores se incrementaran al máximo, aunque ya con boleta en mano no tenia reversa. Decidí dejar la camiseta del Junior en mi maleta y me puse una de color amarillo esperanza (sé muy bien que el color de laesperanza es el verde pero dicho color no se puede ni mencionar entre los hinchas del DIM).

Al llegar al estadio junto con un amigo barranquillero y mi esposa, esta me sugirió, léase me ordenó, que no abriera mi boca para no ser descubiertos y así meternos en líos con la hinchada del Medellín, advertencia cierta, conociendo mis constantes imprudencias.

Haciendo la fila para ingresar meofrecieron manillas, camisetas, gorras, banderas y todo lo alusivo al equipo de casa, confieso que estuve a punto de comprarme una camiseta y de esta forma poder camuflarme entre la multitud pero mi orgullo superó mis miedos y me mantuve fiel a mis convicciones. La fuerza pública estaba presente en todo su esplendor, desde policías bachilleres, pasando por la policía montada hasta los poderosos ytemerarios anti-motines.

Al entrar encontramos tres puestos libres, tanto en Oriental como en Occidental las gradas tienen un asiento plástico, le pregunté a un tipo que estaba cerca “¿ey llave estos puestos están desocupaos?”…. ¡hasta ahí nos llegó el anonimato! El tipo muy decente me dijo que estuviéramos tranquilos que en esa tribuna no pasaba nada. Sin embargo, yo me ubiqué entre mi esposa y miamigo para evitar cualquier riña, ¿quién dijo miedo?

El estadio se fue llenando poco a poco, 26.000 aficionados, todos vestidos de color rojo y azul y ataviados con banderas, cintillos, bufandas, paraguas, globos y hasta cometas. La tribuna norte, estaba a reventar, entonaba cánticos muy parecidos a los del Boca Juniors y cada cinco minutos hacían estallar una mini-bomba que sacudía todo elrecinto.

Mientras esperábamos el pitazo inicial, algunos asistentes jugaban cartas, otros escuchaban radio en sus ipods o simplemente veían el reloj pasar. Vaya, cómo me hizo falta ver a una espectacular morenaza contonearse al swing de una tambora, joderle la vida al cara e’ vieja, hacer la ola, la mecedora o simplemente corear Ju-nior, Ju-nior, Ju-nior

Al saltar a la cancha el DIM, todo elestadio canta una canción con ritmo de música de despecho con un corito que dice “Grita el pueblo clamoroso, Viva el DIM el poderoso”. Al darme cuenta que esa música me estaba durmiendo, supe que precisamente esa era la finalidad de dicho canto, achantar a los curramberos jugadores del Junior, quienes están acostumbrados a cantos alegres y jocosos como el adaptado de la brasilera Xuxa que decía:...
tracking img