Ana y mia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 26 (6337 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Lunes siete de julio

Arsenio y Camilo ya han llegado al pueblo El Carrusel; son las ocho de la noche y el pueblo se ve muy pintoresco; celebran una boda en el kiosco; hay música, risas, gente bebiendo, bailando, y niños jugando, este espectáculo alegra la mirada de Arsenio y Camilo; se olvidan del cansancio que llevan encima.
–Vamos con el comisario, hijo, haber si ya tiene nuestro caballo yasí llegar pronto a nuestro pueblo y tomar un buen descanso.
–¡Oiga, padre! A quién le vamos a preguntar sobre lo que nos dijo el Buhooo.
–Yo creo que al comisario, él ha de tener alguna respuesta.
–¿Le vamos a contar lo de nuestro viaje?
–¡Claro que no!, que tal si aquí lo toman mal, vamos.
–Pero miren nada más, a quién tenemos aquí –era Alfonso que se encontraba un poco tomado–, elinolvidable ganadero Arsenio, el hombre al que le quería comprar su caballo y usted.
–Así es.
–Vengan los invito a disfrutar de la fiesta.
–Yo creo que eso es imposible, buen hombre, llevamos mucha prisa…
–Insisto, se ven cansados, los invito a comer un buen chilponsonte, el mejor que hacen aquí en el pueblo.
–No es por despreciarlo, pero sólo queremos ver al comisario.
–Pues no lo tendrá que buscarporque él se encuentra comiendo ahorita en donde yo los estoy invitando.
–Pues si es así, con gusto vamos.
–Haber Catalina sírveles aquí a los señores tu tan sabroso caldo de chilponsonte.
–Buenas noches comisario, ¿puedo…?
–¡Claro! Tomen asiento.
–Muchas gracias.
–¿Cómo les fue en su viaje?
–Fue un viaje muy largo, pero todo salió bien.
–Ya agarré al cuatrero y ya tengo su caballo.
–Selo agradezco comisario, con personas como usted me gusta convivir; hombres de palabra, me da gusto.
–¿Se van a quedar a descansar aquí en el pueblo?
–Yo creo que no, llevamos prisa.
–Les aconsejaría que tomaran un buen baño, descansaran y mañana a primera hora siguieran su camino, yo personalmente les ofrezco mi casa.
–Pues muchas gracias por brindarme su casa y su confianza y acepto; ¿sabeque es usted un buen hombre?, me disculpo por lo sucedido.
–No tiene por qué; mira Alfonso, ahí va el padre Julián, padre… padre… padre Julián, venga.
–Buenas noches y provecho.
–Gracias.
–Tome asiento padre, gusta algo de comer o de beber.
–No, muchas gracias Alfonso, miren nada más como es todo esto, usted ha de ser del que tanto me habló el comisario.
–Así es padre, le presento al señorArsenio y su hijo.
–Mucho gusto me da el conocerlos.
–¡Catalina! Tráenos tres botellas de mezcal y pon sal de gusano y unos limones.
–Pero Alfonso, qué pasa contigo, hijo.
–No pasa nada padre, una vez al año no pasa nada. Pues ¡salud!
Todos entrechocaron sus vasos; la plática comenzó a profundizar y al calor de las copas Arsenio se abrió de capa.
–Pues no quería hablar de esto, pero aquí voy.Alfonso, el padre y el comisario lo miraban desconcertados pero con mucha atención.
–Hijo, quiero que usted no esté aquí presente.
–Catalina, un favor, lleve al muchacho con Claudia y que le dé una estancia en la iglesia.
–Está bien, padre, yo lo llevo.
–Miren voy a ser breve, pero ya que están ustedes aquí, padre, comisario y usted señor Alfonso y porque siento que les tengo confianza les voya platicar algo…
Arsenio les platicó todo el recorrido de su viaje, el motivo por el que lo hizo; los tres hombres que se encontraban escuchándolo no se sorprendieron; sus mentes estaban trabajando, asimilando lo sucedido y acomodando todo detalle; no interrumpieron en ningún momento la plática de Arsenio, las respuestas se encontraban ya en los cuatro hombres; cuando empezó a hablar de Rodolfo,Chabelita y Gabriel las expresiones en sus caras eran de sorpresa y admiración.
El padre Julián también contó todo lo sucedido en el pueblo. Arsenio no estaba sorprendido, sólo mantenía la mirada fija por todo lo que escuchaba; así pasaron varias horas, todos platicaron lo que vivieron en carne propia. La música dejó de oírse, la gente se fue retirando a sus casas hasta que quedó vacía toda la...
tracking img