Analfabetismo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 17 (4099 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 29 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Los Tres Tipos de Analfabetismo
Ronald Nash

La restauración de la alfabetización funcional, cultural y moral requiere que expongamos las ideologías y los movimientos que han promulgado disparates relativistas y la bancarrota moral.

La educación en todos los niveles en los Estados Unidos ha alcanzado una etapa crítica. Por supuesto, la situación no surgió ayer; se ha desarrollado durante unperíodo de décadas. Tampoco la crisis es noticia para las personas que han estado poniendo atención a lo que ha estado ocurriendo en el país. La crisis de la educación se manifiesta en los tres niveles de analfabetismo: el analfabetismo funcional, el analfabetismo cultural y el analfabetismo moral. De manera típica decir que una persona es analfabeta significa que la persona no puede leer niescribir. Pero la palabra tiene otros sentidos. Algunas veces se usa con respecto a alguien que es ignorante de los fundamentos de un arte particular o de un área del conocimiento. Es este significado más amplio el que está en vista cuando, por ejemplo, decimos que una persona es analfabeta con respecto a la música. La palabra también puede usarse para describir a una persona que se queda corta conrespecto a algún estándar esperado de competencia sobre alguna habilidad o cuerpo de información. En este último sentido una persona que se queda corta de nuestro estándar comúnmente esperado de competencia en las matemáticas puede ser descrita como analfabeta, aún cuando él o ella sea bastante competente en las habilidades del lenguaje.

Analfabetismo Funcional
El Departamento de Educación delos Estados Unidos estima que el analfabetismo funcional, la incompetencia en las funciones básicas tales como la lectura, la escritura y las matemáticas, acosa a 24 millones de Americanos. El trece por ciento de los Americanos de diecisiete años de edad son analfabetos de acuerdo a una reciente edición de la revista Time; el estimado para la juventud de las minorías en un pasmoso cuarenta porciento.1 Cada año, al menos un millón de estos analfabetos funcionales se gradúan de las escuelas de secundaria de América, los orgullosos dueños diplomas sin significado. Escribiendo en la publicación mensual Comentario, Chester E. Finn, Jr., Profesor en la Universidad de Vanderbilt, cita los sombríos descubrimientos de la Evaluación Nacional del Progreso Educativo. “Solo el cinco por ciento de losestudiantes de diecisiete años de nivel de secundaria pueden leer lo suficientemente bien como para entender y usar la información que se encuentra en materiales técnicos, ensayos literarios y documentos históricos.”2 Imagine entonces cuán desesperante es hacer que el otro 95 por ciento lea a Platón o a Dante – o la Biblia. “Apenas el seis por ciento de ellos,” continúa Finn, “puede resolver
1Véase Time, 14 de Agosto de 1989. 2 Finn, Chester, “Una Nación Aún en Riesgo,” Comentario 87 (Mayo 1989) p. 18.

problemas matemáticos de múltiples pasos y usar el álgebra básica.”3 No estamos hablando aquí de las matemáticas difíciles sino más bien de algo tan elemental como calcular el interés simple de un préstamo. El analfabetismo, así de extenso y profundo, no tiene virtualmente precedente enla historia de América. Hace ochenta años, en 1910, solamente el 2.2 por ciento de los niños Americanos entre las edades de diez y catorce años no podía ni leer ni escribir. Es importante recordar que el analfabetismo de 1910 reflejaba, en su mayor parte, a los niños que nunca habían tenido la ventaja de la enseñanza en una escuela. Los analfabetos de hoy, sin embargo, no son personas que nuncafueron a la escuela; son, en su mayoría, individuos que han pasado de ocho a doce años en las escuelas públicas. Claramente la incompetencia de esta magnitud no es el resultado de un accidente. Una gran parte de la culpa descansa en la propia clase dirigente educativa, las mismas personas e instituciones a quienes se les ha confiado la tarea de educar a los niños de América. Hay un cuerpo...
tracking img