Analisis caso alabi

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2771 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Título: El panóptico gubernamental (Referencias al caso Halabi)
Autor: Rodolfo Capón Filas Fecha de envío: 27.02.2009 Fecha de recepción: 27.02.2009
Resumen
El caso “Halabi c/ PEN s/ley 25873, decreto 1563-04” del 24.02.2009 permite neutralizar los alcances de la vigilancia constante y solapada que el gobierno realiza sobre los habitantes de Argentina, sobre todo los calificados comoadversarios, cuando no enemigos. Los términos descalificadores cambian pero desde siempre han existido en el país. Basta recordar expresiones como gorilas, contreras, subversivos y que las cárceles en las que eran recluidos los contreras terminaron en los campos de exterminio. Desde la isla Martín García al pozo de Quilmes no hay un salto del horror sino su sucesión
“Nadie será objeto de injerenciasarbitrarias en su vida privada, su familia, su
domicilio o su correspondencia, ni de ataques a su honra o a su reputación. Toda
persona tiene derecho a la protección de la ley contra tales injerencias o
ataques “ Declaración Universal de Derechos Humanos, art.12
“1. Toda persona tiene derecho al respeto de su honra y al reconocimiento de su dignidad.
2. Nadie puede ser objeto de ingerenciasarbitrarias o abusivas en su vida privada, en la de su familia, en su domicilio o en su correspondencia, ni de ataques ilegales a su honra o reputación.
3. Toda persona tiene derecho a la protección de la Ley contra esas ingerencias o esos ataques” Convención Americana sobre Derechos Humanos (Pacto de San José de Costa Rica) art.11
“La adhesión de los Estados Partes a los principios de lademocracia política y del Estado de Derecho y del respeto irrestricto a los derechos civiles y políticos de la persona humana constituye base irrenunciable de! proyecto de integración”, Declaración Sociolaboral del MERCOSUR, considerando sexto.
Introducción
1.El caso “Halabi c/ PEN s/ley 25873, decreto 1563-04” del 24.02.2009 (1) permite neutralizar los alcances de la vigilancia constante y solapadaque el gobierno realiza sobre los habitantes de Argentina, sobre todo los calificados como adversarios, cuando no enemigos.(2) Los términos descalificadores cambian pero desde siempre han existido en el país. Basta recordar expresiones como gorilas, contreras, subversivos y que las cárceles en las que eran recluidos los contreras terminaron en los campos de exterminio. Desde la isla Martín Garcíaal pozo de Quilmes no hay un salto del horror sino su sucesión.
3. Es común que los gobiernos vigilen. Pero no podemos confundir el ejercicio democrático y ético de la vigilancia con la injerencia indebida en la esfera de la dignidad y de la libertad personal o colectiva. Esta distinción cabe a todas las organizaciones desde el núcleo familiar hasta las iglesias, pero se posiciona aún más en elEstado.
Por ello, las investigaciones sobre mensajes privados, conversaciones, manifestaciones por los medios masivos de comunicación han de respetar el límite ético, claramente expresado en los arts. 18 (4) y 19 C.N. (5)
4.Un caso especial es el secreto profesional que no puede ser roto ni vigilado porque se trata de una intimidad compartida con un prójimo, que ha merecido la confianza dequien habla.
De ahí la importancia de “Halabi”. Expresa Carlos Andreucci, Presidente de la Federación Argentina de Colegios de Abogados al actuar como amicus curiae ante la Corte Suprema de Justicia: “la denuncia del amparista en su doble condición de usuario y abogado, importa la comprobación de un daño inminente a la privacidad, intimidad y además a la necesaria confidencialidad de suscomunicaciones de teléfono, internet y telefonía móvil, circunstancia que además grava seriamente la preservación del secreto profesional (ley 23.187 arts. 6 inc. f, 7 inc. c, 20 inc. j; y Cód. de Etica art, 3 inc. h )”
I.Acción de clase
5. La cultura inglesa, que de injerencias feudales bastaba sabía, acuñó el famoso axioma “la casa del hombre es su castillo”. Así como un castillo se defiende, así...
tracking img