Analisis de estrategias lectoras

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 35 (8561 palabras )
  • Descarga(s) : 14
  • Publicado : 10 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
INTRODUCCIÓN

El presente trabajo tiene como objetivo mostrar de qué manera pueden ser aplicadas en un texto determinado, las distintas estrategias discursivas a través del esquema de análisis de texto: las estrategias de fondo y el principio de cooperación según el modelo de Grice.
Aspectos que serán puestos en práctica en el cuento titulado “El último modelo” del libro “Sombras del fondo”,del salteño Carlos Hugo Aparicio, cuya edición pertenece al año 1.982. Y con una escritura original y dinámica, que lleva al lector a mantenerse absorto durante toda la narración.
Este texto es elegido por su temática tan actual, a pesar de haber transcurrido veinticinco años de su publicación, los hechos que narra mantienen una vigencia que a más de uno sorprende, al encontrarse con una sociedadigual o más deteriorada en lo social y económico.

CUENTO “EL ÚLTIMO MODELO”, DE CARLOS APARICIO

Mi hermana entra casi corriendo con el número en la mano y mostrándolo agitada explica:
se lo compré a un churro bárbaro, ojos azules, de locura, si vieran.
Siempre ha sido así, al menos desde que comenzó a darse cuenta; además las veces que vuelve del centro tiene cada ocurrencia, que unmorocho así, un porteño divino, un chofer asá, no se si lo inventa o de verdad le ocurre, lo que es muy posible viendo cómo va poblándose mujer cada día que pasa; vive divirtiéndonos a todos, claro, menos al viejo que si la sorprende la hace callar con la mano, sin que la tonta escarmiente, como ahora que en el entusiasmo no lo advierten remendando la pared de arpillera blanqueada; y , entonces , elviejo:
¿qué número?;
y todos:
¿qué número?
y el número de rifa ya sobre la mesa mientras ella no atina sino a despacharse a los tragos forzados presintiendo seguro lo que le espera es un número para un coche último modelo; ¿ve?, y hay otros premios, un combinado, cocinas, televisores, miren, planchas, qué tal si tenemos suerte y nos sacamos algo; y el numerito colorinche al medio denosotros, con el auto verde dibujado en el centro y a su alrededor todas las otras cosas desafiándonos; el viejo horno hasta enrojecerse, hinchándosele el cuello y las palabras de repente guasas y la mechoneada a la par, pobre vieja, pobre de nosotros, refugiados en un silencio común de impotencia; qué macana ha hecho; buen mozo debe haber sido el tipo que le vendió la rifa para gastarse así la platasabiendo que apenas andamos, que en estas cosas, según el viejo, uno en la perra vida saca nada; además conociéndolo, si tenemos que rendirle cuenta gota por gota de lo que ganamos y ni así se lo conforma; mi hermana llora, se arrincona, se mete en su cama; nosotros comemos lo mas rápido posible y, como siempre en estas ocasiones, nos levantamos apresuradamente y nos vamos cada cual por suveredita. Agarro mi cajón de lustra y enfilo a la plaza queriéndome olvidar del mal rato.
Han corrido varios días y recién me doy cuenta de que no sé dónde está el número, qué lo han hecho, si guardado, roto, tirado; no me animo a preguntar, poco caso me hacen y a ver si también la ligo. Hoy no salgo a lustrar pues estoy medio enfermo, hace frío, y la vieja me reta si me levanto, por eso de los resfríosmal curados y las pulmonías; a mí no me gusta la cama, soy madrugador por costumbre de aprovechar el alba para traer agua del surtidor de la esquina el año redondo en dos tarros de aceite vacíos; a esa hora especialmente en invierno, no se hace mucha cola; pero tengo que quedarme en cama; leo revistas de chistes, duermo, vuelvo a dormir; cansándome doy vueltas y vueltas; me duele la espalda y conla calentura todo se me agrava y vuelve insoportable. Cerca de las doce me despiertan los gritos amontonados; entran mis hermanos en tropel como puestos de acuerdo; por supuesto no está aun el viejo, él llega siempre después (y hay que esperarlo); todos se confunden, hablan a la vez, no se los entiende, qué diablos sucede, a lo mejor han hecho otra fechoría, hijitos son, el que descarga en la...
tracking img