Analisis del cuento "markheim"

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1707 palabras )
  • Descarga(s) : 11
  • Publicado : 17 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El cuento empieza con Markheim entrando a la tienda en un día de navidad, debido a tal vez su pena de saber que mataría al anticuario no lo ve a los ojos y esquiva su mirada.

Le hace creer al anticuario que esta ahí para comprar un regalo de navidad para su prometida y que no iba como de costumbre a venderle algo.

Markheim elije un buen día para llevar a cabo su plan, ya que en el día denavidad por lo regular la gente se encuentra en su casa preparando todo para la cena.

Por la forma de redactar se nota que el anticuario era débil y chaparro, ya que se refieren a él como “hombrecillo”.

Markheim en un ataque de rabia tacha al anticuario de una persona sin escrúpulos y sin respeto por la demás gente, además de que lo tacha de egoísta y sin amor, ya que para el anticuario noexiste otra cosa más que su dinero.

Markheim llegó alcoholizado a la tienda, cosa que el anticuario notó y dio por hecho que estaba en ese estado por su futura esposa.

“Cada segundo es un precipicio, si se piensa en ello; un precipicio de una milla de altura; lo suficientemente alto para destruir, si caemos, hasta nuestra última traza de humanidad.”

A lo que yo puedo ver y entender en estáfrase es que sin darnos cuenta podemos perder todo en un segundo, con un solo parpadeo si no tenemos cuidado podemos destruir nuestra propia y aún si estamos mucho tiempo pensando en ellos, eso también puede destruirnos. La idea de saber que un solo error por mas mínimo que sea puede deshacer todo lo que hemos llegado a forzar. Por eso es bueno vivir el momento, un día a la vez sin importarnos deque manera vallamos a acabar, disfrutando de cada cosa que esté presente en nuestras vidas.

El anticuario después de haber sido ofendido por Markheim, se molestó y le exigió que terminara de comprar y se fuera de su tienda, pero él le pidió que le enseñara otro objeto y se iría, fue el momento que Markheim aprovechó para lanzarse sobre él y apuñalarlo.

Markheim escogió el mejor momento ya queel anticuario avaricioso después de todo por más que lo hayan llamado impío no podía dejar que se le fuera una venta más, por eso aceptó enseñarle otro objeto a Markheim. Y éste aprovecho que el anticuario estaba agachado y con el cabello cubriéndole el rostro para poder abalanzarse sobre él. El anticuario intento defenderse pero como ya se había mencionado Markheim es más alto que él y porconsecuencia más fuerte, y a eso le agregamos que el anticuario se golpeó en la cabeza pues fue casi imposible que pudiera hacer algo por su vida.

Después de consumado su crimen Markheim entro en una clase de shock hasta que reaccionó y se miró de nuevo en la tienda, donde se dio cuenta de que ahora todo lo que le quedaba era esperar, esperar a que lo encontraran ahí junto al cadáver sangrando delanticuario.

Solo tenía que esperar por un tiempo.

Aquí es donde Markheim comienza a ver a el tiempo como su enemigo, ya que sin la idea de cómo sacar al anticuario de ahí o como escapar prácticamente el tiempo que tenía para pensar en ello era nulo.

Pensaba en ello cuando los relojes marcaron las tres de la tarde, gracias a las decenas de espejos antiguos y de distintos países que seencontraban en la tienda, mientras Markheim se movía de un lado a otro desesperado veía en cada uno de los espejos su reflejo y gracias a su perturbación sentía sus ojos como asechadores de él mismo y su rostro lo veía como a un enemigo más espiándole.

La desesperación empezó a apoderarse de él, estaba tan atemorizado de su crimen que pensó que toda la gente del exterior ya estaba enterada de sucrimen y que solo estaban esperando que él saliera de la tienda para señalarlo y acusarlo.

De repente sintió que el ruido de los relojes era bastante alto y los apagó, al minuto siguiente creyó que era mucho el silencio y volvió a encenderlos mientras trataba de moverse por todos lados para que la gente creyera que todo estaba de maravilla.

Se sentía al borde de la locura ya que por el...
tracking img