Analisis voragine

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 44 (10782 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
RESUMEN Si bien es indiscutible que La vorágine de José Eustasio Rivera es una obra de originalidad mayúscula (bien sea si la tratamos como novela o como documento antropológico e histórico), tampoco puede negarse que ésta no solamente respondió al problema concreto de la explotación cauchera en la amazorinoquía colombiana, sino que hizo eco del interés más general que por entonces empezaban amanifestar las naciones de la región por el problema de las fronteras y sus economías extractivas. Es así como aquí se identifican dos autores que muy probablemente incidieron en la factura de La vorágine, a saber, el venezolano Samuel Darío Maldonado y el brasileño Alberto Rangel, cuyas respectivas obras aportan elementos fundamentales para una comprensión más rigurosa de las circunstancias en lascuales fue producida la más importante narración occidental sobre la selva y lo salvaje. ABSTRACT Jose Eustasio Rivera’s La Vorágine is an original work both as a novel and a historical document as it responds to the problem of the rubber exploitation in Colombia. This study identifies two authors, the Venezuelan Samuel Darío Maldonado and the Brazilian Alberto Rangel, whose works provided afundamental and rigorous description of the circumstances in which this important western narrative about the jungle and the wildness was produced.

34

Cuadernos de los Seminarios

El camino hacia La vorágine: dos antropólogos tempranos y su incidencia en la obra de José Eustasio Rivera1
CARLOS PÁRAMO Antropólogo Universidad Nacional de Colombia

La vorágine de José Eustasio Rivera (1924) nosólo es una de las novelas más importantes de la literatura colombiana, sino que ocupa un lugar destacado en el panorama latinoamericano como virtual fundadora del género conocido como de “literatura de la selva”. Como antecedentes, se han señalado de manera más o menos convencional obras tales como Cumandá (1879) de Juan León Mera, Green Mansions (1904) de William Henry Hudson– interesantísimoescritor y prófugo anglo-argentino– y los relatos de Horacio Quiroga recogidos en Cuentos de amor, de locura y de muerte (1917), Cuentos de la selva (1918), El salvaje (1920), Anaconda (1921) y El desierto (1924). Sin embargo, es con La vorágine que la novela selvática adquiere su carta de ciudadanía. A la vuelta de un par de décadas, los países amazo - orinoqueses producirán Toá de César UribePiedrahita (1933), Canaima de Rómulo Gallegos (1935), La serpiente de oro de Ciro Alegría (1935) y Sangama de Arturo Hernández (1942), eso antes de arribar a las épocas del “boom latinoamericano” con Los pasos perdidos de Alejo Carpentier (1953) o La casa verde de Mario Vargas Llosa (1966). Simultáneamente, pero de una manera menos reconocida, La vorágine puede incluirse en el caudal fundador de lasobras literarias que hicieron de pilotes para la antropología latinoamericana. Aún hoy en día persiste la asociación de esta corriente con el mundo andino y más concretamente con la causa indigenista, pero vale recordar que mucho de lo consignado por Rivera en su obra partió de su contacto directo con las selvas de la amazonía y la orinoquía, así como de sus entrevistas con los caucheros y demáspersonajes que luego hallaron cabida en la saga de Arturo Cova hacia el inframundo. Si bien es materia de dudas hasta dónde penetró Rivera el terreno físico de su novela, si de hecho estuvo en la selva o sólo en sus confines ribereños o llaneros, lo cierto es que ésta detenta el agudo sentido de un etnógrafo en los orígenes de la disciplina, capaz de consignar con abrumadora cantidad de detalles lavida, el pensamiento y el sentir de los habitantes de la frontera, unidos todos por la tiranía de las empresas caucheras y una imperante fatalidad. A este respecto, resulta importante señalar que, aparte de su experiencia personal (la cual, lo sabemos y es deducible, fue tan traumática para él como para
1 Documento elaborado para el Seminario Especial II, dirigido por el profesor Roberto...
tracking img