Analisis

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1475 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Por: Andrea Chaparro C.I: 19.367.392
andreachap@gmail.com

Los precios de los animales pueden ir desde doscientos bolívares hasta unos cuantos millones, dependiendo del que se necesite para la obra en cuestión
“LOS SANTEROS SON LOS RESPONSABLES DEL SACRIFICIO DE ANIMALES”
En el mercado de Quinta Crespo los chivos, las palomas y las guineas son los preferidos para hacer ebbo o los trabajos delimpieza y evolución.
Bianca Castillo, defensora de los derechos de los animales, asegura que desde hace dos años comenzó su lucha, en ese entonces vivía en un apartamento del Centro de Centro de Caracas junto a su familia, tenía años allí y todo iba muy bien hasta que al edificio se mudaron unos practicantes de la Regla de Osha, más popularmente conocidos como santeros, quienes según Bianca,Sacrificio de un oveja www.ileshango.com
“vinieron a dañar tanto al edificio como a la comunidad con sus prácticas inhumanas. Un día iba saliendo del edificio y vi como ingresaban a su casa por lo menos unas seis cajas, de las cuales provenían sonidos, me pareció muy extraño pero no le presté atención”, asegura.
Pero la cosa no quedó allí, el ingreso de cajas con animales se hizo cada vezmás frecuentes y el sonido de estos también, “se escuchaban gallinas, gallos, chivos, de todo, los pobres animalitos entraban vivos y salían muertos, lo supe porque un día
asomada en la ventana de mi casa vi como los santeros arrojaban los restos de animales a la parte de atrás del edificio, ni siquiera los envolvían bien y se veía los pedazos y la sangre al aire libre”, señala con indignación,quien afirma que los humanos estamos para compartir el mundo con los animales, más este no nos pertenece.
Bianca desde entonces empezó “una guerra” como dice ella, en contra de estas personas, porque no es posible que maten a los animales sin tener ninguna conciencia, múltiples denuncias ha realizado a través de su programa de radio, el cual prefiere no decir el nombre por medidas de seguridad,“me tuve que mudar, porque desde que los denuncié comenzaron a echarme los animales muertos a la puerta de mi casa y al carro, pero no me importa, algún día se hará valer la Ley”, dice enfáticamente.
En este sentido la Constitución Bolivariana de Venezuela señala que los venezolanos tenemos libertad de culto, es decir, que cualquier ciudadano es libre de seguir la tendencia religiosa que más legusta, tal como lo reza el artículo 59, “El Estado garantizará la libertad de religión y de culto. Toda persona tiene derecho a profesar su fe religiosa y cultos y a manifestar sus creencias en privado o en público, mediante la enseñanza u otras prácticas, siempre que no se opongan a la moral, a las buenas costumbres y al orden público. Se garantiza, así mismo, la independencia y la autonomía de lasiglesias y confesiones religiosas, sin más limitaciones que las derivadas de esta Constitución y de la ley. El padre y la madre tienen derecho a que sus hijos o hijas reciban la educación religiosa que esté de acuerdo con sus convicciones. Nadie podrá invocar creencias o disciplinas religiosas para eludir el cumplimiento de la ley ni para impedir a otro u otra el ejercicio de sus derechos".
Sinembargo, también es importante señalar que el artículo 61 de la Carta Magna, expresa lo siguiente: “Toda persona tiene derecho a la libertad de conciencia y a manifestarla, salvo que su práctica afecte su personalidad o constituya delito. La objeción de conciencia no puede invocarse para eludir el cumplimiento de la ley o impedir a otros su cumplimiento o el ejercicio de sus derechos".
¿Entonces,se podría deducir de este artículo que la práctica del sacrificio de animales en la Santería constituye un delito? ¿Impide a otros sus derechos? ¿a los animales en todo caso? Cuando se le pregunta al sociólogo Alí González su opinión al respecto, señala que el sacrificio de animales ha existido siempre y no por eso es considerado un delito, “entonces delincuentes somos todos, o acaso hay una...
tracking img