Anatocismo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 125 (31227 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
María Encarnación Gómez Rojo








Historia jurídica del anatocismo






























Cátedra de Historia del Derecho y de las Instituciones. Facultad de Derecho. Universidad de Málaga.
L'Institut pour la Culture et la Coopération. Montréal. Canadá.
Grupo de Investigación de «Historia de las Instituciones Jurídicas, de losSistemas Políticos y de las Organizaciones Sociales
de la Europa Mediterránea», SEJ-163 (ant. 1263)


BARCELONA 2003












































© María Encarnación Gómez Rojo




Distribución:
Librerías Proteo y Prometeo. Puerta Buenaventura, 3. 29008 Málaga. Spain. Tfno. (95) 2219407




ISBN:84-607-97996


Depósito legal: Z.3108-03








Impreso y encuadernado en los Talleres de Gráficas Cometa, S. A. Carretera de Castellón, km. 3,400. Polígono de Montemolín, nave 21. 50013 Zaragoza. Spain.



A Miguel








Ha pasado ya algún tiempo desde que salió a la luz mi anterior trabajo[1] sobre el instituto jurídico que en estas páginas de nuevo me ocupa.Desde entonces hasta ahora escasas han sido las aportaciones de la historiografía jurídica atinentes a esclarecer el anatocismo[2]. Por esta y otras razones que no voy a desvelar he creído conveniente acometer de nuevo la tarea de categorizar, descifrar el significado histórico y en una palabra analizar algo más un tema al que no pocos hacen mención pero en el que no muchos se atreven aprofundizar. Partiendo de los resultados a los que llegué en aquel entonces, creo ahora llegado el momento de incidir en aquellos aspectos en los que en un capítulo de libro de escasas quince páginas, por necesidades de acoplamiento de espacio en un volumen colectivo, no pude. En el pequeño libro que el lector tiene entre sus manos se ha investigado, entre otras cuestiones, en las fuentes romanasincreméntandose considerable-mente el número de pasajes del Digesto y del Codex estudiados teniendo en cuenta la interpretación de los mismos realizada por diversos miembros de la doctrina como Cino da Pistoia, Denis Godefroy, Jacques Cujas o Philippe Vicat, entre otros; en los fundamentos históricos de la práctica de la usura en numerosos cánones de concilios de la Iglesia primitiva; en la prohibición delanatocismo en el mundo musulmán; en los principales textos históricos castellanos y en alguno aragonés y navarro, y en la incidencia de la Reforma en el campo del cobro de intereses. También se han traído a colación las opiniones de un buen número de autores de los siglos XVII, XVIII, XIX y XX en torno a la regulación jurídico-canónica y civil sobre el préstamo con interés.
Me guía sin duda uninnegable afán de continuar lo entonces comenzado, aún a sabiendas de que no pocas cosas quedan aún por decir, con el profundo deseo de contribuir a un mejor conocimiento de un instituto al que he dedicado parte de mis desvelos científicos de los últimos años.




Málaga, 28 de Octubre de 2003













1. Introducción


Hemos de partir de la consideracióninicial de que en todas aquellas ocasiones en que los intereses producen intereses y estos últimos se estiman como un capital nuevo destinado a engrosar el capital inicial, siendo tratados jurídicamente como tales, hay anatocismo[3]. No descubrimos nada nuevo al decir que todo lo que concierne al anatocismo se relaciona de una manera muy estrecha con el préstamo con interés del que hablaremos en laspáginas siguientes. Ahora baste recordar que es un contrato por el cual una persona transfiere la propiedad de una cierta cantidad de cosas, consumibles por el uso, a otra persona y esta última se obliga a devolver una cantidad igual de una cosa igual y además a pagar, periódicamente, una cierta suma llamada interés[4]. Teniendo en cuenta esta conceptualización inicial también se podría decir...
tracking img