Angeles caidos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1363 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
ÁNGELES CAÍDOS

La ignorancia de mi pueblo no la evalúo en ideas o conocimientos, la calculo con sus derrotas porque cada vez que recuerdo que se le abaten los sueños y se le destrozan a pedazos, comprendo que el causante de nuestros males es nuestra misma indigencia mental que se dopa y embriaga con nuestra heroína de pesares, emergido de la incesante y abrupta conciencia para probar loimposible y lo inhumano.

Negaría mis instintos y mi ser entero hueso a hueso, carne a carne de lo que fui creada, si dijera que no he tocado lo intocable, lo que me incita al pecado y a la frustración, la turbación de mi sabiduría se afectaría de gran manera, los ojos padecerían el nerviosismo y mis manos sudarían al negar que he bebido, fumado o tocado la cima de los edificios y terrazas con misalucinaciones.

Considero a mucha vergüenza que estas situaciones son tan normales como los juegos en el parque cada domingo o como los rayos de luz y los golpes de pecho arrepentidos en los días de semana santa; conozco sus consecuencias y sus implicaciones sociales, que al dúo del tinte de la pluma y el cigarrillo como sedante he de analizar, pues cada cuestión que sea anormal en mi ruedamágica de la vida me deja al otro lado del camino.

Esta embriaguez que padezco quizá ni siquiera sea una borrachera efecto de alguna droga que pasma mis nervios del sistema central; es la rabia encorajada, encolerizada de la realidad de mi sociedad, de mis compañeros, mis hermanos e, incluso, mis padres, que me ciega y me hace ver par y notablemente cada sensación. Esta certeza de la vida cotidianacambia negativamente el panorama que utópicamente soñamos vivir, incluso, para nuestros hijos, donde dotados de inusuales alegrías, nos engendramos con idilios de grandeza padecidos por la cebada de la virulenta forma de vida que se trastorna con la fuerza aspiradora de nuestras narices, por un poco de coca o heroína.

Saber las razones por las cuales unos seres racionales como el hombre engeneral consume lo prohibido y hace lo inverosímil, es realmente improbable e imposible explicar por mí en este ensayo; es como si quisiera averiguar la existencia de Dios y su creación sin preguntarme primero quien hizo a Dios y si hay alguien más. Es por ello que me interrogo a cada instante cómo un estupefaciente o un químico tan letal e irracional mata lentamente a un ser tan valioso e inteligenteentre el reino de los vivos, cómo lo aprisiona en un mundo tan perfecto y prometido en unos instantes de ego y alabanza personal, en una verdad empapelada en canecas de basura.

Tal como en el inicio de los tiempos, el hombre probó y tocó lo que le era perjudicial y divino; la tentación de los hombres por el poder o las riquezas también son drogas que raen como a reos la autonomía de laspalabras sobre lo que en verdad es bueno. Las inconclusas conclusiones se esfuman al apropiar la realidad de las estadísticas, que reflejan la maldad de lo que inocentemente hemos creado, exterminando a nuestros hijos de cirrosis o extinguiendo el oxígeno de los que han de respirar por voluntad la nicotina quemada de un solo cigarrillo, o de los que padecen cólicos como respuesta a una intolerancia al noconsumo.

El inicio de una antología de suciedades que nos tragamos, son las que tenemos para otros usos y que inimaginablemente conocemos para tal fin, como el bóxer o las medicinas caninas u ovinas, ya no hay relación e interacción de la misma madre patria para poder frenar o contrarrestar un dilema que emergió en el paraíso de los narcóticos como lo es Colombia para el resto de lahumanidad, que defeca en cada conciencia sus razones para hundirnos a naufragios las costumbres que innovamos por la droga.

Estos silogismos que como un círculo vicioso nos transportan al mismo lugar, dan a entender difícilmente lo que hace el Estado en pro de la educación o la vida, sobre todo cuando las licoreras o cerveceras ocasionan males a nuestra integridad y, de paso, solucionan estúpidamente...
tracking img