Animales

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1750 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 23 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
creo que es muy importante decir que a mi parecer el individuo es el príncipe, y la sociedad son los gobernados pero estos a su vez son individuos de hay parte mi opinión por que al examinar a El Príncipe es enfrentarnos a la parte más creadora y opaca de los individuos en la peligrosa e indefinida labor de beneficio de la razón humana y de la sociedad. El ansia de conquista es, sin duda, unsentimiento muy natural y común, y siempre que lo hagan los que pueden, antes serán alabados que censurados; pero cuando intentan hacerlo a toda costa los que no pueden, la censura es lícita. Sin embargo en el centro del Príncipe se encuentra la reclamación del Estado moderno como articulador de las relaciones nacionales y la necesidad de que los individuos estén en libertad. Me pareció muyinteresante algo que dijo que para elevarse el príncipe deberá ser un hombre hábil o bien protegido por la fortuna por lo tanto siendo hábil debe elegir con cuidado a sus consejeros y evitar el cederles la menor parcela de autoridad; se dedica tan sólo a defender y extender su poder por todos los medios, incluso el crimen si es necesario: vale más ser temido que ser amado claro, cuidando su reputación; sufortaleza mayor es el apego de su pueblo. La hipocresía se convierte en un deber. Si logra conservar su vida y su estado, todos los medios que haya aplicado serán juzgados honorables.
Es más fácil conservar un Estado hereditario, acostumbrado a una dinastía, que uno nuevo, ya que basta con no alterar el orden establecido por los príncipes anteriores, y contemporizar después con los cambios quepueden producirse.
Los estados que al adquirirse se agregan a uno más antiguo o son de la misma provincia, es muy fácil conservarlos, sobre todo cuando no están acostumbrados a vivir libres, y para afianzarse en el poder, basta con haber borrado de la línea del príncipe que los gobernaba porque siempre que se respeten sus costumbres y las ventajas de que gozaban permanecen sosegados.
Sólo conmuchísima dificultad podrá perderlo.
Las colonias no cuestan, y son más fieles y entrañan menos peligro; y que los damnificados no pueden causar molestias, porque son pobres y están aislados.
El príncipe que anexe una provincia de costumbres, lengua y organización distintas a las de la suya, debe también convertirse en paladín y defensor, ingeniarse para debilitar a los de mayor poderío y cuidarse deque, Bajo ningún pretexto, entre en su estado un extranjero tan poderoso como él.
Todos los principados de que se guarda memoria han sido gobernados de dos modos distintos: o por un príncipe que elige de entre sus siervos, que lo son todos los ministros que lo ayudaran a gobernar, o por un príncipe asistido por nobles, que no, a la gracia del señor, sino a la antigüedad de su linaje, deben laposición que ocupan. Estos nobles tienen Estados y súbditos propios, que los reconocen por señores y les tienen natural afección. Mientras que, en los Estados gobernados el príncipe goza de mayor autoridad; por que en toda la provincia no se reconoce soberano sino a él, y si se le obedece a otro, a quien además no se le tiene particular amor, sólo se lo hace por tratarse de un ministro y magistrado delpríncipe.
Hay tres modos de conservar un Estado que, antes de ser adquiridos, estaba acostumbrado a regirse por sus propias leyes y a vivir en libertad: primero destruirlo; depuse radicarse en él; por último, dejarlo regir por sus leyes, obligando a pagar un tributo y establecer un gobierno compuesto por un corto número de personas, para que se encargue de velar por la conquista. Como ese gobiernosabe que nada puede sin la amistad y poder del príncipe, no ha de reparar con medios para conservarle el estado. Porque nada hay mejor para conservar -si se la quiere conservar- una ciudad acostumbrada a vivir libre que hacerla gobernar por sus mismos ciudadanos.
En verdad el único medio seguro de dominar una ciudad acostumbrada a vivir a vivir libre es destruirla. Quien se haga dueño de una...
tracking img