Antecedentes del derecho de autor en méxico

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 23 (5573 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 18 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
México

En México, la alta estima en que los pueblos aztecas, toltecas y mayas, tenían a sus artistas, los exentaba de rendir cierto tipo de tributos a los llamados tlaculocas o tlacuiloques, pintores y escribanos del pueblo. El mismo tratamiento se daba a compositores y cantantes. Lo anterior dado que los artistas relataban, pintaban y cantaban los acontecimientos presentes y pasados.

Loque sucedería en la Colonia, y que describiremos más adelante, se encuentra resumido en el siguiente texto de Satanowsky: “... el derecho castellano, español e indiano no amparaban al autor en virtud de un precepto legislativo, sino que protegían al gobernante. En otros términos, no existía la libertad de pensamiento ni el autor tenía el monopolio de su obra. Todo lo contrario, se reglamentaba lamateria estableciendo la censura previa, que se concretaba en la prohibición de publicar algo sin la licencia real. Los monarcas temían a la imprenta y no deseaban que se difundiera algo sin conocerlo y autorizarlo expresamente”.

Cabe recordar que el origen de nuestras instituciones jurídicas se encuentra en las disposiciones que la metrópoli dictara a la Nueva España. Respecto al derecho deautor, puede encontrarse el antecedente en el año 1502, cuando mediante ordenanza de Fernando e Isabel, se prohíbe la impresión de libros, en latín o romance, si no contaba para ello con licencia real y censura eclesiástica. Su incumplimiento causaba la perdida de la obra, y la consecuente quema de cada uno de los ejemplares de manera publica.

Desde 1533, el primer obispo de México se dirige alrey pidiéndole una imprenta. Se dice que Esteban Martín fue el primer impresor y que la primera obra salida de prensas mexicanas fue la Escala espiritual de san Juan Clímaco, traducida del latín por fray Juan de la Magdalena en 1537. Pero no es sino hasta 1538 cuando se instala de manera definitiva. Juan Pablos, el Lombardo, quien firma contrato con Juan Comberger de Sevilla para establecer unaimprenta en la capital de Nueva España. Antes de que terminara 1539 salió de ella el primer libro, la Doctrina en lengua mexicana y castellana, escrita por el obispo Zumárraga”. En 1558, Felipe y en su nombre la Princesa Juana, prohíben la introducción en su reino de textos en romance, impresos dentro o fuera de el e incluso los provenientes de los reinos de Aragón, Valencia, Cataluña y Navarra.La pena al infractor era la confiscación de sus bienes y la muerte.
Los antecedentes mencionados en el párrafo anterior son importantes, dado que el 18 de mayo de 1680, la Recopilación de Leyes de Indias, publicada en virtud de la Real Cédula de Carlos II, disponía que en los territorios americanos que se encontraban bajo la soberanía española debía considerarse como derecho supletorio de esta alespañol, en virtud del orden de prelación que había quedado establecido por las Leyes del Toro.

En los años 1764 y 1773 Carlos III dispuso que los privilegios concedidos a los autores no debían considerarse extinguidos a su muerte, sino que debían pasar a sus herederos: reglamentó, además, la pérdida del privilegio concedido al autor por el no uso de la prerrogativa. Como lo señala ArsenioFarell “... corresponde a Carlos III el mérito de haber otorgado no sólo para España, sino para América, concesiones que han de estimarse como el primer paso en favor del reconocimiento de la personalidad y el derecho de los autores”.

En el transcurso del siglo XVIII se suscitaron constantes cambios en la forma de conceder privilegios y dictar prohibiciones, encaminadas a coartar la libertad delos autores y beneficiar a la monarquía. Nace, igualmente, la figura del dominio público,

Al inicio del siglo XIX se concede un importante privilegio en favor del autor: las Cortes españolas otorgaban al autor la propiedad vitalicia de sus obras; a la muerte del autor este derecho exclusivo de impresión, pasaba a sus herederos por un lapso de 10 años, este decreto se tituló Reglas para...
tracking img