Antecedentes del trabajo y articulo 123 cosntitucional apartado a

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3448 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
INTRODUCCION

En el siguiente trabajo encontraremos una breve reseña de cómo fue trascendiendo la historia del trabajo, bases innegables de lo que hoy en día forman los preceptos de un artículo tan importante que contiene nuestra Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, el Articulo 123. Este nos muestra en una forma clara y amplia nuestros derechos como individuos trabajadores encualquier área.

Dentro de éste artículo, 123 Constitucional, encontraremos en su apartado A, la manera de cómo deben llevarse a cabo la responsabilidad del trabajo y la previsión social con la que cada trabajador tiene derecho a contar y que debe conocer para cuando le surja un problema, al mismo tiempo que conozca su importancia y la forma tan concisa y concreta con que lo respalda en laConstitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

LA IDEA DEL TRABAJO EN LA HISTORIA

La historia del trabajo es, sin duda alguna, la historia del hombre. No podemos concebir que el hombre pueda haber vivido en algún momento sin trabajar. Lo importante sin embargo es poner de manifiesto el valor tan diferente que se le da al trabajo a través de la historia.

En el antiguo testamento(génesis III, 17 y 19) dios condena a Adán a sacar de la tierra el alimento “con grandes fatigas” y a comer el pan “mediante el sudor de su rostro”. El trabajo se entiende, en la biblia como castigo.

Para Aristóteles (Política, L. I, Cap.2) El trabajo es una actividad propia de los esclavos. Los señores habrán de ocuparse de la filosofía y de la política. El señor solo debe saber como mandar loque el esclavo debe saber como tiene que obedecer.

En todo el régimen corporativo – y las raíces que pasan a través de las guildas y cofradías se incrustan en los colegios romanos –, el hombre queda vinculado al trabajo de por vida y aún trasmitía a sus hijos la relación con la corporación, haciéndose acreedor a enérgicas sanciones cuando intentaba romper ese vínculo.

Turgot, autor del famosoedicto que lleva su nombre, de 12 de marzo de 1776, con el que se pone fin al sistema corporativo en Francia, predica, por el contrario, la libertad de trabajo como un derecho natural del hombre, aún cuando pocos años después, en pleno auge de la burguesía triunfante en la Revolución industrial inglesa y en la Revolución política de Francia, esa libertad sea el instrumento odicioso de laexplotación de los trabajadores.

A su vez, Carlos Marx compara el trabajo con la mercancía al señalar que “la fuerza del trabajo es, pues, una mercancía ni más ni menos que el azúcar. Aquella se mide con el reloj, y ésta con la balanza” (trabajo asalariado y capital. Carlos Marx y Federico Engels “obras escogidas”, T. I, P.68, Moscú, 1951).

En el Tratado de Versalles que pone fin transitorio a laPrimera Guerra Mundial (1919), la “Declaración de Derechos Sociales” afirma que “el principio rector del Derecho internacional del Trabajo consiste en que el trabajo no debe ser considerado como mercancía o artículo de comercio”. Esta declaración, fundamental para el derecho laboral, a instancias de la delegación mexicana de la que formaba parte el ilustre jurista Mario de la Cueva es escogidadespués en la Carta de la Organización de los Estados Americanos, aprobada en la novena conferencia internacional americana celebrada en un Bogotá sangriento, en 1948.

Por último, en la Nueva Ley Federal del Trabajo, el artículo tercero consagra el mismo principio al establecer que “el trabajo es un derecho y un deber social. No es artículo de comercio, exige respeto para las libertades y de quienlo presta y debe efectuarse en condiciones que aseguren la vida, la salud y un nivel económico decoroso, para el trabajador y su familia”.

No está por demás señalar que en razón de existir concepciones inadecuadas acerca de lo que es el trabajo, este no merecía ser regulado por el derecho en forma especial y mucho menos protegido quien lo prestaba. La tendencia contraria urge a fines del...
tracking img