Antecedentes Políticos Y Económicos Del Artículo 27 Constitucional

Antecedentes históricos, sociales y políticos de los artículos 27 y 28 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos de 1917.

La redacción final de los artículos 27 y 28 de la Constitución de 1917 es, a mi parecer, resultado de una consecución dialéctica que tiene sus orígenes más inmediatos quizá, durante la segunda mitad del siglo XIX ocupando el Porfiriato la mayor parte deeste periodo.
Para ser abordada la temática de esta dialéctica histórica-social, considero que podemos empezar señalando algunos antecedentes legislativos y políticos que sucedieron iniciando la segunda mitad del año 1800, clasificándolos entre aquellos que sucedieron antes del Porfiriato y aquellos que tuvieron lugar durante éste. Cabe señalar que a su vez, estos antecedentes representan así,motivos de orden social y político que dieron paso a la Revolución. Debemos recordar que en este periodo México era ya un país independiente, incipiente pero en tránsito hacía una consolidación de lo que posteriormente sería nuestra república, democrática y federal (incluso podríamos incluir el adjetivo “laica”).
Periodo pre-porfirista
El 25 de Junio de 1856, Ignacio Comonfort promulgó la “Ley dedesamortización de bienes de manos muertas”. Tal Ley tenía por objeto privar de sus excesivos bienes a la Iglesia Católica y a los pueblos de origen indígena.
De acuerdo con Manuel Ignacio de Unanue Rivero la forma de hacerlo, fue sencilla: “La Ley desconoció la personalidad jurídica de la iglesia (restituida por Salinas de Gortari 140 años después) y también desconoció la personalidad jurídicade las corporaciones civiles (ayuntamientos) que eran propietarias de bienes inmuebles rústicos y urbano”.
Por otra parte, dice, se cayó en un error fundamental, ya que la Ley de desamortización facultaba a los arrendatarios de bienes rústicos y urbanos, para adquirirlos en propiedad. Pero para que los "aparceros" o "arrendatarios" rurales rentarán las fincas o los terrenos que cultivaban oposeían de alguna manera, sólo les concedieron tres meses, para establecer así la "pequeña propiedad", lo que en los hechos imposibilitó a estos para concretar esa alternativa y sólo poquísimos pudieron hacerlo.
De acuerdo con esa ley, no existían jurídicamente la iglesia católica ni los ayuntamientos de los pueblos, que habían sido dueños de las tierras recibidas como "mercedes reales" o "mercedesvirreinales" durante la colonia.
Por otra parte, la propia ley estableció la institución de los denuncios, consistente en una comisión o premio a quien denunciara ante el gobierno bienes de la iglesia o de los ayuntamientos, que el gobierno remataba al mejor postor, comisión que consistía en "una octava parte" (12.5%) del valor de adjudicación de los bienes inmuebles rematados, que se pagaba al"denunciante".
El pretexto de todas estas medidas, consistió en que por derecho canónico, la iglesia no podía vender sus bienes inmuebles, sin llenar tantos requisitos que de hecho estaba imposibilitada para hacerlo; tampoco se podían enajenar los terrenos de los pueblos. En consecuencia, estos bienes, sin poder ser sujetos de traslado de dominio o enajenación, no pagaban impuestos por enajenación,ni impuestos prediales, por lo que estaban afuera del comercio, razón por la que se les denominó "bienes de manos muertas".
Finalmente, señala que quienes se adjudicaron todas las haciendas y los terrenos de los pueblos, fueron las personas con poder económico que denunciaban los mismos, con un premio del 12.5% y se quedaban con ellos a precio de remate, mientras el gobierno cobraba un 5% deimpuestos sobre el valor del remate.
Lo anterior, dice, derivó en una super-concentración de tierras en muy pocas manos, nacidas de una medida liberal a ultranza, que se revirtió en mayor pobreza de los campesinos pobres que fueron despojados de sus tierras.

Porfiriato
Durante su gobierno, particularmente al inicio, Porfirio Díaz se enfrentó a diversos retos. Por un lado la unificación y...
tracking img