Anti-diuring

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 490 (122272 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA REVOLUCION DE LA CIENCIA DE EUGENIO DÜHRING

("ANTI-DÜHRING") Federico Engels - 1878

---------------------------------------

INDICE GENERAL PROLOGOS Prólogo a la primera edición Prólogo a la segunda edición Prólogo a la tercera edición INTRODUCCION I. Generalidades II. Lo que promete el señor Dühring SECCIÓN PRIMERA FILOSOFIA III. División. Apriorismo IV. Esquematismo universal V.Filosofía de la naturaleza. Tiempo y espacio VI. Filosofía de la naturaleza. Cosmogonía, física, química VII.Filosofía de la naturaleza. El mundo orgánico VIII. Filosofía de la naturaleza. El mundo orgánico (final) 19 28 34 44 54 65 3 14 XXIX XXXII XXXIX

IX. Moral y derecho. Verdades eternas X. Moral y derecho. Igualdad XI Moral y derecho. Libertad y necesidad XII. Dialéctica. Cantidad y cualidadXIII. Dialéctica. Negación de la negación XIV. Conclusión SECCIÓN SEGUNDA ECONOMIA POLITICA I. Objeto y método II. La teoría de la violencia y el poder III. La teoría de la violencia y el poder (continuación) IV. La teoría de la violencia y el poder (conclusión) V. Teoría del valor VI. Trabajo simple y trabajo compuesto. VII. Capital y plusvalía VIII. Capital y plusvalía (conclusión) IX. Las leyesnaturales de la economía. La renta de la tierra X. De la historía crítica SECCIÓN TERCERA SOCIALISMO I. Cuestiones históricas II. Cuestiones teóricas III. Producción IV. La distribución V. Estado, familia, educación NOTAS

73 85 98 110 120 133

139 151 159 168 179 191 197 206 216 223

253 264 282 296 311

---------------------Archivo Marx-Engels Escrito: Por Engels (con contribuciones deMarx).. Publicado por vez primera: En 1878. Versión al castellano: Instituto del MarxismoLeninismo & Editorial Progreso, Moscú. Digitalización: Ediciones Bandera Roja. Esta edición: Marxists Internet Archive, 2003.

pág. XXIX PROLOGO A LA PRIMERA EDICION El trabajo que sigue no es en modo alguno fruto de ningún irresistible impulso interior. Al contrario. Cuando, hace tres años, el señorDühring lanzó inesperadamente un reto a su siglo, como adepto y, simultáneamente, como reformador del socialismo, varios amigos alemanes se me dirigieron repetidamente con el deseo de que ilustrara críticamente aquella nueva teoría socialista en el órgano central del partido socialdemocrático, que era entonces el Volkstaat. Estos amigos lo consideraban absolutamente necesario si se quería evitar nuevaocasión de confusión y escisión sectaria en el joven partido que acababa de unificarse definitivamente. Ellos estaban en mejores condiciones que yo para apreciar la situación alemana; por eso me ví yo obligado a prestarles fe. Resultó además que una parte de la prensa socialista dispensó al nuevo converso una calurosa acogida, la cual, aunque sin duda exclusivamente tributada a la buena voluntad delseñor Dühring, permitía adivinar al mismo tiempo en esa parte de la prensa del partido la buena voluntad para cargar con la doctrina de Dühring en atención a la buena voluntad del mismo Dühring. Había incluso personas ya dispuestas a difundir la doctrina entre los trabajadores en forma popularizada. Por último, el señor Dühring y su pequeña comunidad de sectarios ejercitaban todas las artes de lapublicidad y la intriga para obligar al Volkstaat a tomar resueltamente posición ante aquella nueva doctrina que se presentaba con tan desmesuradas pretensiones. A pesar de todo ello pasó un año antes de que me decidiera, descuidando otros trabajos, a hincar el diente en esa amarga manzana. Pues era una manzana que había que comerse del todo si se daba el primer bocado. Y la manzana no era sóloamarga, sino también muy voluminosa. La nueva teoría socialista se presentaba como último fruto práctico de un nuevo sistema filosófico. Había, pues, que estudiarla en la conexión de ese sistema y, por tanto, había que estudiar el sistema mismo. Había que seguir al señor Dühring por un extenso territorio en el que trata de todas las cosas posibles y de algunas más. Así surgió una serie de...
tracking img