Antologia de leyendas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1485 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
1

Prólogo Esta es, en cierto modo, la antología que hubiésemos querido escuchar de la boca de mis padres, abuelos o tíos. No sabíamos que existían tantas leyendas. Muchos de esas leyendas ya existían pero no lo conocíamos, por eso las leímos y escuchamos en la escuela, otras nos contó el maestro; que se las contó su abuela o las bajó de Internet, para que nosotros pudiésemos saberlas. Lasleyendas son narraciones orales y escritas que fueron pasando de boca en boca, son ficcionales, anónimas, hay presencia de dioses, hay transformación o aparece un elemento nuevo como consecuencia de castigo o premio. Leer no es una actividad que demande esfuerzo. Es un simple ejercicio de la libertad, que produce placer, estimula la imaginación y aumenta el conocimiento. Por eso los invitamos a leeresta antología y al igual que nosotros puedan seguir compartiendo con los demás.

Alumnos CER 334. Gregoria Pérez de Denis

2

Antología para curiosos

Nuestras Renarraciones

3

4

5

6

7

8

9

10

11

Antología para curiosos

Versiones de Libros e Internet

12

El Canto de Ogaraití Cerca de un bosque que se extendía no lejos del río de La Plata,vivía una tribu guaraní. Uno de los indios era un hombre fuerte. Había dedicado toda su vida a la caza. Aquel hombre tenía un hijo llamado Ogaraití. Admiraba mucho a su padre. Desde muy niño, soñaba acompañarle en sus correrías. Mientras tanto, jugaba con su arco entre los árboles que rodeaban la cabaña. Pasó el tiempo. Ogaraití se hizo un fuerte muchacho. Acompañaba a su padre casi diariamente.Habían pasado las grandes lluvias. Los bosques se ofrecían al sol. Los ríos corrían con gran fuerza. Era la época del año preferida por Ogaraití para ir de caza. Pero debía ejercitarse en otras cosas para vencer en las pruebas que le esperaban dentro de poco tiempo. Ogaraití se fue al río para ejercitarse en la natación. Deseaba vencer a sus compañeros en la carrera a nado. Era una de las pruebas quepasarían los jóvenes guaraníes. Se lanzó al agua. Durante un buen rato luchó contra la corriente. Salió de ella cansado, pero sonreía gozoso por su éxito. De pronto, sintió Ogaraití una hermosa canción. Se levantó y miró entre los árboles. Vio a una joven que bajaba hacia el río. Oscura era su piel y más aún su brillante pelo. Su voz era tan melodiosa que Ogaraití empezó a caminar hacia ella. Nodejes de cantar; es muy hermosa tu canción- dijo él. Pero la joven echó a correr. Él la alcanzó prontamente. Vio que sus ojos estaban llenos de temor y el dijo -No temas, no voy a hacerte ningún daño, ¿De qué tribu eres? -De la tuya- contestó. Ogaraití sonrió asombrado; no recordaba haber visto nunca a aquella joven. -¿Cómo te llamas? -Me llamo Eireté. -Tu nombre es tan dulce y tan hermoso como tuvoz. Yo me llamo Ogaraití. -Ya lo sabía -dijo ella. -Aunque viven alejados de nuestras cabañas, todos hablan de tu padre como el mejor cazador de la tribu. -Sí, mi padre es un buen cazador. Yo también lo seré- repuso. -Este verano voy a participar en las pruebas que se hacen a los muchachos. He estado nadando allí. Quisiera ganar la prueba de natación. -Pero aquel es un lugar muy peligroso. No sécómo has podido salir de él. Ogaraití pidió a Eireté que cantase de nuevo la canción. Ella lo hizo gustosa. De pronto, Ogaraití dijo: -Eireté, cuando haya pasado por todas las pruebas, ¿querrás casarte conmigo? -Seré tu esposa, si así lo deseas. -Júramelo por el dios Tupá, que nos está viendo desde el Sol. -Por él te lo juro- contestó Eireté. Después, volvieron a la aldea. Llegó el día en que ibana comenzar las pruebas. Al amanecer el cacique y los más ancianos de la tribu llegaron a un gran llano. Se colocaron bajo un árbol corpulento. Había muchos guerreros y cazadores. En medio estaban los jóvenes que iban a participar en la primera prueba: la carrera a pie. Todos elevaron una plegaria al dios Tupá. El cacique levantó una maza de madera que empleaba en los ritos. Con ella descargó...
tracking img