Antologia y poemas de canciones

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3604 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 22 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
{draw:frame}
{draw:frame}
DEL OTRO LADO
Del otro lado
hay una luna que no te espera
hay fuego en las manos de los hombres
hay fiebre golpeando la ciudad
como una tormenta de mil años
hay ventanas temblando
pieles llenas de rabia
Los Dioses no regresan
los Dioses no regresarán
olvidaron el camino
olvidaron sus manos
olvidaron sus nombres
nuestrosnombres
olvidaron quienes eran los Dioses
Y cae la ciudad
como un largo trueno
cubierto de sombras y luces
Y caer el Alba
como un relámpago silencioso
te beso amor mío
con los primeros cantos
de los duendes
Luís Alfonso Monasterios Torres
POR LO QUE VIVO
Maduro de esperar mis juventudes,
cansado de inventar mi propia suerte,
veo pasar la vida en cada trino,en cada soledad, en cada muerte.
Hay un parrón quizás en el recuerdo,
un perfume de sal en mares fríos
un cabello de llamas en el lecho,
un andén provinciano en el estío.
Una gran rebeldía en el camino,
el recuerdo de viajes ya perdidos,
un largo atardecer, un largo vino
bebido en mi Santiago peregrino.
Un viento de nostalgia azota y quiebra
los tristes ventanales delexilio;
el Pacífico me baña en otras tierras,
pronuncia el nombre "patria" en otro sitio.
Pasan mis siglos lentamente y quiero
reposar en chillares ya perdidos,
recorrer esos mil valparaísos
que hay en cada pedazo de mi mismo.
A esta hora es poco lo que pido;
sólo el pan, sólo el aire, sólo el vino,
la libertad de ver a mis montañas,
la libertad, en fin, por la quevivo.
Armando Cassigoli
BRINDIS
Ante la faz del mundo
alzan su copa cadavérica
los empresarios de la guerra.
Sobre los cuatro puntos cardinales
del festejo sobrevuelan, los cóndores y buitres.
Prestos a devorar los olivos de la paz,
las palomas que trataron de esquivar
la última guerra.
Un brindis
de Oro Negro
incendia las palabras
en la fúnebre fiesta delpetróleo.
Mientras la turbulencia de la noche
con su danza macabra de escorpiones
se desliza, sobre la primavera de los pobres.
Jorge Muñoz Fernández
PLAZA MAYOR, LIDER MENOR
Los jóvenes corrían, rojos los ojos
arcadas angustiosas los puños levantados
contra el intruso que ocupaba
la casa de Pizarro,
y ustedes los líderes que hoy gritan,
parados en la esquina deRibera el viejo,
o escondidos en la piedra Taulichusco
cómodamente sonreían
mientras los palos y los ácidos
dañaban las noveles memorias.
Los vimos, paralizados, Miguel, cruzados de
brazos o en jarras
sólo gritando desde lejos
mientras la plaza la ocupaban
la rabia contenida
la juventud temprana.
Ahora gritan Miguel, tú lo decías,
parapetados entre la gente de susgremios
utilizando el aparato y los espacios
de la precaria democracia,
y las piedras sólo les sirven
para esconder debajo de ellas
su soledad que tiene de compañera
la impotencia.
_Fernando _Montalván
QUÉ HARÁS ESTA NOCHE
Qué harás esta noche
-me pregunto-
mirando el cielo, frío
como nunca recuerdes.
Escudriñando todas las estrellas
para no confundirlascon eso que imaginas.
Me dueles
como parte de mi sangre
porque sé, que a partir
de esta primera noche,
te sentirás pequeño,
desamparado
en la cabal extensión
de la palabra.
Queriendo perforar cada silencio,
contando los minutos
para intentar beber un alba
que quizás ya no llegue.
Bernardo Bersabé Morán
LOS CHICOS DE LA CALLE
Oh, niños asesinos, ohsalvajes antorchas.
Ragazzi di vita
los llamó Pasolini
con su piedad adversa
desollada.
Y nos los deja así
sin otra identidad que la mugre
y la llaga.
Debajo
del abrigo de su costra de escaras
-cristos breves-
los chicos de la calle
no saben todavía que su sombra atrapada
crece
para la historia de la infamia.*
El dolor
nunca es niño.
Y en ellos ni...
tracking img