Anton van leeuwenhoek

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2294 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Anton Van Leeuwenhoek.
El primer cazador de microbios.
Leeuwenhoek fue el primero en asomarse aun mundo nuevo, poblado de millares de especies diferentes de seres pequeñísimos, ya feroces y aún mortíferos, ya útiles, solícitos y hasta indispensables para muchos ramos de la industria que enriquecen al hombre.
La vida de Leeuwenhoek fué una lucha única, tenaz, contra las mayores dificultades. Seatrevió a penetrar en las regiones habitadas por enemigos alevosísimos. Y el mismo anhelo movió todos los que, después del, se apasionaron por la caza arriesgada y fatigosa de nuevas especies de microbios.
En Leeuenhoek nació el deseo de hacer investigaciones, la investigación científica aún no había llegado a ser una “profesión”.
Anton Van Leeuwenhoek nació en 1632, en Delft, descendía de unafamilia muy respetable de fabricantes de cestos y cerveza. El padre de Antón murió muy joven; la madre lo envió a una escuela preparatoria, para que abrazara, luego, la carrera de empleado de estad; a los 16 años arrumbó los libros y entró de aprendiz en una tienda de Ámsterdam. Esta fue su Universidad. A los 21 años volvió a Delft, se casó y abrió una tienda de telas. Fue nombrado conserje de lacasa consistorial de Delft, y se le despertó una extraña afición a tallar lentes; había oído que fabricando lentesde un trozo de cristal transparente, se podían ver las cosas mucho mayoresde lo que parecen a simple vista.
Poco sabemos de la vida de Leeuwnhoek entre los 20 y 40 años, pero indudablemente en esa época pasó de ser un hombre ignorante: no sabía hablar mas que holandés, dialectodespreciado por el mundo culto, en aquel tiempo se hablaba latín. Y esta su “ignorancia” fue una gran suerte para él, por que, aislado de toda la charlatanería de su tiempo, no tuvo otra guía que sus propias reflexiones y criterio.
Visito las tiendas de óptica y aprendió los rudimentos necesarios para tallar lentes, curioseó sus métodos secretos de obtener metales de los minerales y se inicio en elarte de los orfebres. Era un hombre de lo más meticuloso. Después monto sus lentes en cuadriláteros de oro, plata cobre que le mismo había extraído de los minerales.
Olvidando a su familia, sin preocuparse de sus amigos, trabajaba hasta altas horas de la noche encontrando la manera de fabricar una lente minúscula de un diámetro inferior a 3 milímetros tan simétrica, que le permitía ver las cosas máspequeñas enormemente agrandadas y con una nitidez fantasiíta.
Vivía satisfecho de sí mismo y en paz con el mundo; no-tenia otro deseo que el de examinar con sus lenmtes cuanto caía en sus manos.
Jamás escribió una palabra acerca de lo que observaba, jamás hizo un dibu8jo hasta que, después de mirar cientos de veces la misma cosa, en idénticas condiciones, estaba seguro de que no había variaciónalguna. Y aún así no quedaba del todo satisfecho.
En este aislamiento trabajó durante veinte años. En al segunda mitad del siglo XVII hubo un gran movimiento entre la gente docente. En Inglaterra, Francia e Italia, los hombres extraordinarios miraban con recelo todo lo que tenía visos de ciencia nueva. En Inglaterra, unos cuantos revolucionarios fundaron una sociedad llamada “The InvisibleCollege” que tuvo que ser invisible por que Cromwell los habría ahorcado por conspiradores y herejes.
Entre los miembros del Invisible College figuraban Robert Boyle e Isaac Newton. Cuando Carlos II subió al trono, el “college” salio de la penumbra y ascendió a la dignidad de la real sociedad de Inglaterra. Había en Delft un hombre que no se reía de Leeuwenhoek; Graaf, a quien la real sociedad habíanombrado miembro correspondiente por haberle dado cuenta de sus estudios sobre el ovario humano. Leeuwenhoek por aquellos años era muy desconfiado de todo el mundo, permitió que Graaf mirase por aquellos ojos magnéticos suyos, Graaf se apresuró y le escribió a sus colegas de la real sociedad: “Hagan ustedes que Leeuwnhoek les escriba comunicandoles sus descubrimientos”
Leeuwenhoek contesto al...
tracking img