Antonietta meo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (535 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Antonietta Meo
Antonietta nació el 15 de diciembre de 1930 en una familia acomodada de Roma. A los tres años, en octubre del 33, la apuntan a la guardería de las monjas. Se encariño enseguida con lamaestra y las monjas. Aún no había cumplido los cinco años cuando sus familiares observaron una hinchazón en la rodilla izquierda, pensando que se la había hecho al caerse. Después de algunosdiagnósticos: osteosarcoma. El 25 de abril del 36 le amputan la pierna. Su madre le enseñaba el catecismo en las noches para su primera comunión, esos encuentros de instrucción en la fe son aprovechados porAntonieta para primero dictarles a su madre y luego a escribir sus cartas que cada noche colocará debajo de una estatuilla del Niño Jesús a los pies de su casa "para que él viniera de noche a leerlas".La primera carta está fechada el 15 de septiembre de 1936. A partir de entonces, sus cartas se suceden, expresando un amor sencillo, tierno e infantil a Jesús, María y sus padres; pero al mismotiempo una clara conciencia, asombrosa en una niña de su temprana edad, de quién es Jesús y cómo se le sigue por el camino del dolor. Aquella noche de Navidad, a pesar de que el aparato ortopédico leprovocaba dolor, quedo más de una hora arrodillada, quieta, con las manitas juntas. En mayo, Antonieta recibe la confirmación. Son los últimos días de su vida. Dice su madre: "Después de la confirmaciónAntonieta comenzó progresivamente a empeorar. El jadeo y la tos no le daban tregua. No conseguía mantenerse sentada y tuvo que guardar cama. Se veía que sufría, pero nos decía a todos siempre, incluso amí: ' ¡Estoy bien!'. Luego pidió que el sacerdote le llevara la comunión todos los días, y las horas que seguían a la comunión eran cada vez más tranquilas. La última está fechada el 2 de junio. Estacarta terminará en las manos de Pío XI. El día siguiente un automóvil del Vaticano se detuvo ante su casa. Un delegado enviado personalmente por el Santo Padre Pío XI vino a traerle a la niña la...
tracking img