Antoogia de fabulas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1664 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
FÁBULA DE LA TRADICIÓN ORAL ESCANDINAVA
(Versión y traducción del boliviano: Víctor Montoya) Víctor Montoya (La Paz, 21 de junio de 1958) es un escritor, periodista y pedágogo boliviano. Escribió su primer libro en la cárcel.En enero de 1977, por gestiones de Amnistía Internacional, recobró su libertad y consiguió asilo político en Suecia. Estudió en el Instituto Superior del Profesorado deEstocolmo. Es colaborador de publicaciones en Europa, América Latina y Estados Unidos.Su obra principal, en el género del cuento, la novela, el ensayo y la crónica, aborda temas de honda preocupación humana y compromiso social. Sus cuentos han sido traducidos y recogidos en antologías nacionales y extranjeras.[editar] BibliografíaLOS TRES CHIVOS BRUSE  | |
Érase una vez tres chivos que tiraban haciael monte, a engordar con el pasto más verde y abundante. Los tres se llamaban Bruse. En el camino había un puente y debajo del puente vivía un duende, quien tenía los ojos como platos y la nariz larga como palo de escoba.
El chivo Bruse pequeño fue el primero en llegar al puente.
Tripp, trapp, tripp, trapp, se escucharon sus menudos pasos.
-¿Quién es el que cruza por mi puente? -preguntó elduende.
-Soy yo, el chivo Bruse más pequeño -contestó con voz tierna-. Voy hacia el monte a engordar.
-¡Ahora vengo y te como! -gritó el duende.
-¡Oh, no! ¡No me comas! ¡Soy pequeño, muy pequeño! Espera un instante, que ya viene el chivo Bruse mediano. ¡Él es más grande!
-Entonces te dejo pasar -dijo el duende.
Al cabo de un tiempo llegó el chivo Bruse mediano.
Tripp, trapp, tripp, trapp, seescucharon sus pisadas fuertes.
-¿Quién es el que cruza a trancos por mi puente? -preguntó el duende.
-Soy yo, el chivo Bruse mediano -contestó con voz delgada-. Voy hacia el monte a engordar.
-¡Ahora vengo y te como! -gritó el duende.
-¡Oh, no! ¡No me comas! Espera un poco, que ya viene el chivo Bruse grande. ¡Él es grande, muy grande!
-Entonces te dejo pasar -dijo el duende.
Al poco ratollegó el chivo Bruse grande.
Tripp, trapp, tripp, trapp, se escucharon sus pasos pesados, que hicieron crujir el puente.
-¿Quién es el que cruza a zancadas por mi puente -preguntó el duende.
-Soy yo, el chivo Bruse grande -contestó con voz fuerte.
-¡Ahora vengo y te como! -gritó el duende.
-¡Ven nomas! ¡Tengo los cuernos puntiagudos para arrancarte los ojos y las patas duras para hacertepedazos! -advirtió el chivo Bruse grande, abalanzándose sobre el duende, a quien le arrancó los ojos con las astas, le molió los huesos a patadas y de una cornada lo lanzó por los aires. El duende fue a dar tan lejos, que desapareció para siempre.
Después los tres chivos Bruse corrieron al monte, donde comieron abundante pasto verde, hasta engor
D. Coelho Netto
Henrique Maximiano Coelho Netto(Caxias, 1864 - Rio de Janeiro, 1934) Novelista, cuentista, poeta, ensayista, periodista y político brasileño. Creció en el seno de una familia de mercaderes, que se trasladó a Río de Janeiro. Empezó la carrera de Medicina en São Paulo, y pocos años más tarde la abandonó para realizar la licenciatura en Derecho, que concluyó en Recife, debido a problemas de índole política.

LAS TRES GOTAS DE AGUAEl Alba pasó una mañana cerca de una camelia y oyó pronunciar su nombre por tres gotas cristalinas.
Se aproximo; luego posándose en el corazón de la flor, preguntó cariñosa:
-¿Qué desean de mí, gotas brillantes?
-¿Que vengas a decidir una cuestión- dijo la primera-.Somos tres gotas diferentes reunidas en diversos puntos. Queremos que digas cuál de nosotras vale más y cual es la más pura.-Acepto; habla tú, gota brillante. Y la primera gota trémula habló así:
-Yo vengo de las altas nubes; soy hija de los grandes mares; nací en el ancho océano. Después de andar por mil borrascas, una nube me absorbió. Fui a las alturas, donde brillan las estrellas, y de allá, rodando entre rayos, caí en la flor en la que descanso ahora. Yo represento al océano.
-Habla tú, gota brillante-dijo el...
tracking img