Apaches y comanches en el norte de méxico

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2297 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 27 de febrero de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Apaches y Comanches en el Norte de México
Desde 1856 hasta 1881 los estados fronterizos de México sostuvieron constantes y sangrientos enfrentamientos con indios Apaches y Comanches, que finalizaron gracias a la expedición organizada por Jerónimo Treviño y Francisco Naranjo, en la que Ponciano Cisneros Quiroga, estuvo al mando de los Rurales.

Durante tres siglos, la expansión de lacolonización hacia el norte central del México se enfrentó con una resistencia feroz de indígenas locales, como los Rayados, que fueron vencidos más que por las armas españolas, por las enfermedades traídas de Europa, pero principalmente por sus luchas con invasores Apaches, y Comanches.

En Nuevo León, Coahuila, Chihuahua, así como en Texas que fue parte de la Nueva España (México), se asentaron losindios más feroces con los que lucharon los colonizadores Españoles: Apaches y Comanches, a causa de quienes la colonización se detuvo
prácticamente en el Río Bravo, donde hoy se encuentra la frontera norte de México.

Los Apaches, se dividían en tribus numerosas y aunque no tenían un jefe común, se ayudaban unos a otros. Los Apaches-Lipanes vivían en lo que hoy es Nuevo León, el norte de Coahuila,Tamaulipas y Texas; los Apaches-Mezcaleros en el Noroeste de Coahuila,
Chihuahua y Texas. Hacia Sonora y las Californias vivían otros grupos similares de Apaches.

Algunos Españoles tenían las esperanzas puestas en hacerse amigos de Los Comanches, enemigos eternos de los Apaches, y así acabar con ellos, pero sus expectativas se truncaron pues los Comanches resultaron ser una tribu aún máspeligrosa. Sin embargo los Españoles buscaron evitar por cualquier medio la unificación entre Comanches y Apaches, cosa que sí lo lograron.

Los Apaches fueron los indios que más le costaron al Reino de la Nueva España, en muertes, robos y destrozos. Eran muy valientes e intrépidos, evitaban la pelea cuando se veían con desventaja, pero al pelear lo hacían hasta matar o morir; utilizaban caballos yeran magníficos jinetes, y llegaron a utilizar armas de fuego.

El virrey Conde de Gálvez que conocía bien a estos indios y su modo de pelear, señaló en sus manuscritos: “Cuando emprenden
sus campañas, si es sólo con la idea de robar, vienen en pequeñas partidas, y si es con la de destruir los pueblos, se unen
rancherías formándose en mayor numero”. “Aunque sea distinto el objeto de susempresas, el modo de conducirse es siempre el mismo -prosigue Gálvez- fórmase la grande o pequeña tropa y nombran entre todos uno que los mande, el más atrevido, más
sagaz y más acreditado, cuya elección nunca sale errada, porque jamás tiene parte en ella la adulación, la entrega, ni el cohecho; sólo la utilidad pública, y no hay nobleza heredada, favor, ni fortuna que se interponga; a este obedecenhasta perder la vida, solamente en campaña, pues en sus rancherías todo hombre es independiente. Trae cada uno su caballo -que por supuesto es bueno- sin más arneses que un fuste ligero herrado con cueros que preservan el casco”.

“Caminan de noche siempre que han de atravesar algún llano, haciendo alto en las sierras pedregosas donde no se estampa la huella para no ser seguidos por el rastroenfatiza el Conde- desde las alturas dominan y registran los llanos; no hacen lumbre de día por el humo, ni de noche por lo que luce, evitando en sus marchas la unión para no levantar polvo ni señalar el rastro. En los altos o día de descanso aumentan su vigilancia desconfiados en extremo, son más los que velan que los que duermen, por cuya razón jamás se ven sorprendidos”.

Según Gálvez: “Conprecauciones y silencio se conducen hasta la inmediación de nuestras poblaciones donde las duplican y empiezan a tomar medidas para dar con seguridad el golpe, que dirigen poco más o menos del modo siguiente: Puestos en altura advierten la situación de nuestros pueblos, haciendas, ranchos, caballadas y ganados, indicándoselas el humo, las lumbres y los polvos; por medio de estas señales que marcan...
tracking img