Apreciaciones en torno a la nueva novela histórica

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2819 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
GILHEC – GRUPO DE INVESTIGACIÓN EN LITERATURA HISPANOAMERICANA Y ESTUDIOS CULTURALES - 2010

APRECIACIONES ENTORNO A LA NUEVA NOVELA HISTÓRICA EN AMÉRICA LATINA

Ladys Jiménez Torres Universidad de Cartagena, Colombia
RESUMEN La temática se desarrolla en torno a una constante en la narrativa latinoamericana: “La retextualización de la historia”, a partir de allí, se plantea el interés de lacrítica por teorizar acerca del surgimiento y el propósito explícito de esta novela. Luego se retoman algunos aportes y rasgos paradigmáticos de lo que Seymour Menton y Fernando Aínsa califican como nueva novela historiográfica, ficción postmodernista respectivamente y se presentan algunas características que propone María Cristina Pons para la Nueva Novela Histórica. Por último se argumenta sobreun rasgo definitorio en la Nueva Novela Histórica, aunque, se refieren a diferentes hechos históricos, giran en torno a un interés semejante. Palabras Claves: Nueva Novela Histórica, Historiografía, Historia, Contradiscurso, discurso oficial, recusación, reescritura, Discurso Historiográfico.

1

GILHEC – GRUPO DE INVESTIGACIÓN EN LITERATURA HISPANOAMERICANA Y ESTUDIOS CULTURALES - 2010En las últimas décadas del siglo XX, la novela histórica ha ocupado un lugar preeminente en la producción literaria de América latina.1 Ainsa, al hablar de la Nueva Novela Histórica2 latinoamericana plantea que el propósito explícito de ésta ha sido el de configurar nacionalidades emergentes. Debido a este impulso configurador en la novela histórica “se vertebran con mayor eficacia los grandesprincipios identitarios americanos o se coagulan mejor las denuncias sobre las „versiones oficiales‟ de la historiografía” (Aínsa, 1996: 12-13). Ainsa nos recuerda que esta “vocación subversiva de la ficción en relación a la historia oficial” (Aínsa,1996: 16) adquiere múltiples encarnaciones. Por su parte Ángel Rama plantea que la nueva novela histórica “responde al discurso legitimador de la historiacon un contradiscurso, que rompe el discurso hegemónico y pone en tela de juicio la verdad de la interpretación histórica, para revisar polémicamente el pasado y reinterpretarlo” (Rama, 1982: 247). Esta nueva novela, desde una visión crítica del pasado, relee la historia en función de las necesidades del presente. En otros casos, esta relectura responde a la necesidad de recuperar un origen y unaidentidad que nos permitan ver nuevas alternativas y significaciones. Muchos autores Latinoamericanos en sus novelas demuestran un interés en evidenciar el interés de la Novela Histórica. El general en su laberinto (1989) de Gabriel García Márquez, realiza un reingreso a la historia del libertador. Abel Posse con Los perros del paraíso (1983), realiza una relectura irónica del descubrimiento deAmérica. Un baile de máscaras (1995) del escritor nicaragüense Sergio Ramírez también propone una alternativa a la historia entendida como recuento de las hazañas de los próceres de la patria. La novela de Perón y Santa Evita de Tomás Eloy Martínez atacan la historia política Argentina, Germán Espinosa con la Tejedora de Coronas (1982) realiza una recreación de la Cartagena de Indias en el SigloXVIII. Autores como Fernando Del Paso, Jorge Ibargüengoitia, Elena Garro, Elena Poniatowska e Ignacio Solares hacen una relectura crítica de Sucesos de Tlatelolco3 y la revolución mexicana al reconstruir conflictos de la historia reciente o retratar la crisis del sistema político. Ellos ponen en especial evidencia las incertidumbres entre la esperanza y el escepticismo que alberga la sociedadmexicana sobre su futuro.

1

Para una relación detallada de las novelas históricas latinoamericanas publicadas entre 1949 y 1992 véase La Nueva Novela Histórica en América Latina de Seymour Menton, Pág. 2-13. Este autor presenta en el apéndice una lista con 367 novelas históricas, de las cuales 173 aparecieron entre 1949 y 1979, es decir, en un lapso de 50 años, mientras que las restantes 194...
tracking img