Aprendizaje cooperativo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 20 (4846 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
¾Por qué no enseñamos a aprender cooperativamente?
V. Javier Traver , Joan A. Traver
∗∗ Dep. ∗ Dep.



∗∗

de Llenguatges i Sistemes Informàtics de Psicologia Evolutiva, Educativa, Social i Metodologia Universitat Jaume I, E12071 Castellón {vtraver,jtraver}@uji.es

Resumen
Pese a los interesantes benecios que cabe esperar del aprendizaje cooperativo, éste apenas ha tenidouna repercusión práctica. En este artículo recogemos, a modo de reexión, algunos motivos que pueden explicar este fenómeno, agrupados en tres categorías, según su origen esté en los alumnos, en los profesores, o en la propia institución y en la sociedad.

tinuación exponemos los posibles motivos, clasicados según su origen sea el alumnado, el profesorado, o la Universidad y la sociedad.2. Aprendizaje cooperativo
En general, al realizar actividades de aprendizaje, pueden darse tres tipos de interacción:

competitiva (se da una especie de lucha por
ver quién es el mejor); individualista (cada uno trabaja de forma individual para conseguir sus objetivos, sin prestar atención a los demás); y

1. Introducción
Frente a paradigmas tradicionales de enseñanza centradaen el profesor o en el producto, el trabajo colaborativo se basa en un paradigma interaccionista, centrado en el proceso, con énfasis en la interacción profesor-alumno. Se trata de una perspectiva dialógica, comunitaria o sociocultural de la educación [16]. Este artículo pretende reexionar sobre los posibles motivos que obstaculizan la implementación real y efectiva del aprendizajecooperativo (AC). El análisis de tales motivos puede sugerir las claves necesarias para reorientar los esfuerzos y la organización de la docencia en la Universidad, desde el nivel individual hasta el institucional. Empezamos resumiendo las características del aprendizaje cooperativo. Si los benecios que se esperan de él son tantos y tan interesantes como apunta la literatura, parece obviopreguntarse por qué esto no se traduce en su amplia aplicación. Explicamos algunas paradojas que ilustran la diferencia entre pensamiento (nuestras ideas) y acción (nuestra práctica docente). Después aportamos indicios para justicar que el aprendizaje cooperativo está lejos de ser una realidad cotidiana. A con-

cooperativa (cada uno está interesado tanto en
su propio trabajo como en elde los demás). Para un lego en la materia, el concepto de trabajo

cooperativo será sinónimo de trabajo en grupo.
Sin embargo, el aprendizaje cooperativo no es (simplemente) trabajo en grupo [9]. Como señalan García et al., el aprendizaje cooperativo implica una interdependencia positiva: los estudiantes pueden lograr sus objetivos si y sólo

si los demás participantes consiguentambién
los suyos [11]. Es fundamental, pues, la unidad

de meta, así como la colaboración de todos para conseguirla. Además, la interacción social entre iguales se concibe como un ingrediente clave para el aprendizaje. La tabla 1, que resume las diferencias entre las técnicas convencionales de aprendizaje en grupo y las técnicas de aprendizaje cooperativo, resulta muy ilustrativa yaclaratoria. Lo cierto es que con el AC, el profesor adopta funciones y tareas diferentes: preparar actividades adecuadas, organizar y gestionar los grupos, ayudar a solucionar conictos intragrupos (miembros que no cumplen) y de estudiantes respecto a este esquema, decidir cómo

298

Métodos pedagógicos innovadores

Tabla 1: Trabajo grupal (tradicional) frente a trabajo cooperativo(adaptado de [11])

Elemento
Interés Responsabilidad Grupos Liderazgo Ayuda

Trabajo en Grupo
Resultado del trabajo Sólo grupal Homogéneos Único y personal Libertad para decidir si ayudar y a quién

Trabajo Cooperativo
Máximo rendimiento de todos Individual Heterogéneos Compartido Responsabilidad de ayudar a los otros miembros Máximo aprendizaje posible Se enseñan (y se aprenden)...
tracking img