Aprendizaje y emociones: somos la suma de una serie de emociones aprendidas.

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (776 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Hay gente que piensa que estamos hechos de recuerdos o que somos la suma de una serie de aprendizajes y les encuentro la razón. Pero también creo que los recuerdos y los aprendizajes no significannada para el ser humano si no estuvieran llenos de algo que los haga significativos en nuestras vidas. Para mí ese algo son las emociones.

Las emociones se definen como los sentimientos que conllevanelementos fisiológicos y cognitivos; los elementos fisiológicos se relacionan con la dinámica interna y externa mientras que los elementos cognitivos se relacionan con la comprensión y evaluación delsignificado de lo que ocurre en mi entorno. 

Son muchas las emociones que he experimentado en mi vida, desde el aburrimiento hasta la vergüenza pasando por la alegría, la depresión y el miedo.Pero elegí el día martes en especial, ya que pasé por varias emociones en un corto tiempo, las cuales fueron relativamente intensas.

Después de haber sido retirada del colegio para juntarme con mipapá e ir al médico, me encontraba “estable”, hasta que mi padre me dijo mi gatito había muerto. Yo pensé que estaba molestándome y no le creí, es decir, sentí desconfianza. La desconfianza es la falta deesa esperanza que se tiene en alguien o algo, en otras palabras, es cuando ya no se cree más. Mi padre me dio desconfianza porque siempre hace bromas sobre todo, entonces pensé que esta podía serotra de sus bromas, pero, cuando le contó a mi mamá y le dijo cómo había muerto, supe que no era una broma.

Rabia, el enojo que uno siente hacia alguien o algo, fue lo que sentí al saber que fueronmis propios perros los que habían matado a mi gatito. Mi papá se lo había quitado del hocico a uno. Fue terrible, me dieron ganas de regalar a todos los perros que tengo para no verlos nunca más. Perono quería convencerme de la verdad, aun sentía algo de desconfianza. Quizás era que no quería pensar que al llegar a mi casa vería a mi gato muerto y que nunca más podría jugar con él, no quería...
tracking img