Aprendizaje

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1105 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Colgado en la habitación
Mientras los padres discutían las razones de aquel comportamiento, este sollozaba de miedo en su habitación.
- Mis papás no me creen, pero yo de verdad he visto al muerto aquí en mi cuarto, tengo miedo de que venga, porque dice que me va a llevar con el.
El inocente niño escuchaba dentro de su habitación justo debajo de su cama, un sonido terrible que parecía procederde unas cadenas que rosaban el suelo, era como si un fantasma habitara debajo de su cama.
El padre se fue acercando a su habitación, entonces sintió la presencia de un espectro fantasmal justo en la habitación de su hijo, cuando entro, el cayó al suelo del impacto de lo que había visto, su hijo estaba

Después de lo sucedido, los padres, deciden abandonar la casa, para olvidar esa pesadilla.Se dice que cada año, el primero de noviembre, a las doce de la noche, muere cualquier persona que entre en esa casa.
Cuento
Diario de una canción

( Rafael R. Valcárcel ) |

“Esta mañana arrojé el diario contra la pared. No estoy segura de por qué lo hice. Antes pensaba que los periódicos se centraban en las tragedias, pero ahora sé que lo único que les atrae es la violencia, que la muertesin ella no interesa, por más que sea colectiva y te deje sola, que es la tragedia más grande que hay”. Así comenzaba el diario personal de Eriel, el que durante una década estuvo a la venta en una feria callejera de objetos usados, el que nadie compró al ojear sus primeras páginas y el que hace dos semanas fue adquirido por el Reina Sofía al conocer el contenido de todas las demás. Cabepuntualizar que las notas no eran registradas con fechas, pero dicho documento adquiere la categoría de diario, y no de libro de apuntes, porque Eriel, cada vez que escribía, señalaba si era un lunes, jueves o sábado; envolviendo una historia lineal en una secuencia circular de días de la semana. Sin embargo, por los datos registrados y las averiguaciones realizadas por la actual institución propietaria,se estima que las vivencias descritas transcurrieron entre 1974 y 1979.  Un viernes en el que Eriel cayó en una de sus recurrentes depresiones, fue socorrida por un débil recuerdo extraído de su infancia, cuando sus padres le aplacaban sus ganas de ser mayor, cantándole: “Si de verdad quieres crecer y no envejecernunca vayas deprisa ni tampoco lentoel secreto es ir a la inversa del tiempoperonunca deprisa ni tampoco lentosólo hay que ir a la velocidad del tiempopara así comenzar a crecer y no envejecer El que acelera el paso descubre la nostalgiael que se queda en el momento se quedamas el que decide crecer conservando al niñoavanza hacia atrás recuperando su inicioy los recuerdos que traspasan el ombligo (bis)…”. Cuando era niña no le prestaba mucha atención a la letra, sólo se dejaballevar por la melodía que la hacía sentir arropada por un hogar. Recordaba algo más que la voz cálida de sus padres, recordaba cada uno de los instrumentos que armonizaban la letra; y, envuelta en esas sensaciones, comenzó a sentirse bien, verdaderamente bien. Era como si el recuerdo pasara a ser un presente que la introducía en un espacio donde la tristeza y la rabia estaban prohibidas. Noobstante, el hambre y luego el sueño la sacaron de su burbuja, pero la sonrisa se quedó en su rostro.  A la mañana siguiente, Eriel se despertó con la firme idea de conseguir esa canción –cruzada que marcó el interés del museo por el diario–. Recorrió todas las discográficas de su ciudad sin éxito, y tampoco lo tuvo al preguntarle a sus amigos y conocidos. A raíz de eso, dejó su trabajo, cogió una mochilay recorrió todos los países hispanohablantes durante unos cuatro años.  Debido al desconocimiento de los entendidos, y no entendidos, decidió preguntarle a cualquier desconocido si le sonaba esa canción (Eriel estaba segura de que no era una canción inventada por sus padres, porque recordaba con claridad la música, y ellos no sabían tocar ningún instrumento ni mucho menos componer). Así que...
tracking img