Arbitraje en méxico

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 77 (19015 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
1 “El arbitraje en México” Fernanda Garza Magdaleno1 I. Introducción

El arbitraje comercial como medio para resolver controversias en México es una institución jurídica que ha sido parte de nuestra práctica desde hace más de quinientos años, lo que es comprensible tomando en cuenta el importante papel que ha jugado el comercio en la historia de México. Sin embargo, el auge de dicho mecanismoalternativo de solución de diferencias en México es reciente y se remonta a los primeros años de la década de los noventas, momento coyuntural para la apertura comercial de México al exterior. Frente al cúmulo de compromisos internacionales recién adquiridos por México, se impuso la necesidad de crear un marco jurídico completo, moderno, consistente con el marco jurídico internacional y suficientepara atraer la inversión y brindar seguridad jurídica a la comunidad internacional. La reforma del Código de Comercio de 1993 que adopta la Ley Modelo de la Comisión de Naciones Unidas para el Derecho Mercantil Internacional es precisamente fruto de dichas necesidades. Desde 1993 a la fecha, el desarrollo del arbitraje en México se tornó dinámico y activo. El derecho arbitral encuentra cada vez,mejores y más frecuentes interpretaciones por parte de los órganos judiciales y de la comunidad académica, pendiente de su evolución. En junio de 2008 obtuvo finalmente reconocimiento constitucional, situación que resolvió los debates académicos y prácticos sobre su constitucionalidad.

En la realización de este artículo quiero agradecer especialmente a Omar Guerrero quien estuvo siempre alpendiente de que este Capítulo se lograra, por todos sus atinados y oportunos comentarios y sugerencias y por todo su apoyo. Asimismo, agradezco a otras personas que han estado conmigo en el camino: (i) a Toto Collantes por su amable invitación para escribir el Capítulo de México de esta importante publicación, (ii) a Bradly Condon, maestro de maestros, quien me enseñó que el arbitraje es apasionante,(iii) a Daniel Amézquita por confiarme mi primer caso de laboratorio y por iniciarme en el mundo del arbitraje privado, (iv) a Jorge Yáñez, por su apoyo incondicional en la realización de éste y otros proyectos académicos, (v) a Eduardo Siqueiros por proporcionarme material sumamente útil y por haber compartido conmigo de viva voz, para la realización de este Capítulo, su experiencia en casos quehan sido trascendentales en el derecho arbitral mexicano, (vi) a Nuria González por sus enseñanzas en esta materia. Finalmente agradezco a Barrera, Siqueiros y Torres Landa, S.C. por proporcionarme un espacio de realización profesional, darme la oportunidad de practicar el arbitraje en sus diferentes gamas, y proporcionarme el más nutrido laboratorio para explorar las materias de derecho que meapasionan, por la oportunidad y la confianza. Agradezco también a Bernardo Ledesma, Arturo Tiburcio, mi familia y amigos, en especial a Gisela Hernández.

1

2 Con el paso de los años, México se ha convertido en un centro importante del arbitraje en Latinoamérica. Su prestigio se lo ha ganado demostrando que respeta los acuerdos arbitrales y que entiende y ejecuta las normas jurídicasarbitrales. En el recorrido vertiginoso del arbitraje en México no todo ha sido positivo. Sin embargo, la balanza sigue inclinándose a favor de la confianza internacional hacia el marco jurídico mexicano y sus instituciones que han demostrado respeto a la figura del arbitraje y han otorgado seguridad jurídica a las partes en conflicto. Este Capítulo expone esa evolución, a la vez que pretende participar allector, del marco jurídico arbitral mexicano2, de los mecanismos para reconocer y ejecutar o demandar la nulidad de un laudo arbitral, y de la relación entre el arbitraje y los órganos del Estado. En ese recorrido, se hace un comentario posterior sobre la interpretación del “orden público” en su relación con la denegación de ejecución o la nulidad de laudos arbitrales. II. Una visión panorámica...
tracking img