Ariano deho - nuestro modelo de apelación

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 59 (14517 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
1 EN LA BÚSQUEDA DE NUESTRO “MODELO” DE APELACIÓN CIVIL Eugenia Ariano Deho (*)
“Alzada es querella que alguna de las partes faze de juyzio que fuesse dado contra ella, llamando, e recorriendose a emienda de mayor juez” Ley I, Titulo XXIII, Partida Tercera

SUMARIO: 1. Los modelos históricos de apelación.— 2. Nuestro “modelo” de apelación entre el Código de 1852 y el CPC de 1912.— 3. El“modelo” de apelación del CPC vigente.— 4. Función de la apelación e “instancia plural”.— 5. La apelación: ¿medio de impugnación?— 6. “Modelos” de organización judicial y “modelos” de apelación.— 7. Reflexiones conclusivas.

1. Los modelos históricos de apelación La apelación es un instituto que cuenta con muchos siglos a sus espaldas. Surgida en Roma en los primeros tiempos del Imperio como un“extraordinarium auxilium” dirigido al Princeps, devino con el pasar del tiempo el medio ordinario para que quien se sintiera perjudicado por una sentencia reputada como injusta, obtuviera de otro juez un nuevo pronunciamiento sobre la situación ya previamente juzgada y definida por uno precedente. Tres son las líneas fundamentales de la apelación romana que me interesa evidenciar: a) la sentencia apelabledebía estar inmune de “vicios de construcción”, es decir, debía ser una sentencia válida, en cuanto para los romanos la sentencia inválida era considerada como nunca pronunciada (nulla sententia = “ninguna sentencia”), por lo que no se precisaba contar con ningún medio específico para hacer declarar su inexistencia; b) su promoción reabría totalmente el juicio ante el juez de apelación (novumiudicium), con posibilidad para las partes de aportar nuevas alegaciones y pruebas no deducidas en la instancia precedente; y, c) era posible el planteamiento sucesivo de tantas apelaciones como los niveles de la organización imperial lo permitieran (será recién Justiniano quien reducirá el número de apelaciones a dos) 1 . Estas líneas fundamentales de la apelación se conservaron en el derechoitaliano intermedio, pero como el tiempo no pasa en vano, nuevas exigencias sociales (y, en no poco, el influjo del derecho canónico) determinaron: a) el surgimiento de un medio específico y (al igual que la apelación) limitado en el tiempo para hacer valer los “defectos de construcción” (que los juristas medievales llamaron errores in procedendo): la querela nullitatis, enderezada únicamente a laanulación de la sentencia (iudicium rescindens) y cuyo no planteamiento a tiempo subsanaba

(*)

Profesora de Derecho Procesal en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y en la Universidad de

Lima. Sobre los indicados caracteres de la apelación romana cfr. CALAMANDREI, La Cassazione civile, I, Fratelli Bocca, Torino, 1920, Caps. I-IV.; ORESTANO, Appello (diritto romano), en Enciclopedia deldiritto, II, Giuffrè, Milano, 1958, p. 708 y ss.; PADOA SCHIOPPA, Ricerche sull’appello nel diritto intermedio, I, Giuffrè, Milano, 1967. Resultan igualmente interesantes las precisiones de PUGLIESE, Giudicato civile (storia), en Enciclopedia del diritto, XVIII, Giuffrè, Milano, 1969, pp. 746-748.
1

2 el vicio que pudiera presentar la sentencia 2 ; b) el surgimiento, entre los pueblosgermánicos, del “modelo” de apelación-revisión, en el que el recurso no promovía un novum iudicium, sino solo un control (in facto et in iure) sobre la sentencia del anterior juez, con proscripción de todo elemento nuevo 3 ; y c) el surgimiento del principio de la “doble (o triple) conforme”, como metro para limitar el número de apelaciones (y como tal el número de “instancias”) 4 . Todos estos tresaspectos sufrirán, a su vez, sendas evoluciones en el derecho moderno: la querela nullitatis del derecho italiano intermedio terminará siendo fusionada con la apelación en las Ordenanzas reales francesas, dando lugar al fenómeno de la “absorción de la invalidez en la injusticia de la sentencia” 5 plasmado, luego, en el segundo párrafo del art. 473 del Código

Sobre la querela nullitatis cfr....
tracking img