Aristóteles y la teología

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1520 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
¿Podremos entender que Aristóteles tenía conocimiento de algo o alguien que se podría relacionar con nuestro Dios, el Santo de Israel?
En la Metafisica de Aristóteles, al referirse a Dios, encontramos el siguiente texto: “tiene vida, pues el acto del entendimiento es vida, y Él es el acto. Y el acto por sí de Él es vida nobilísima y eterna. Afirmamos, por tanto, que Dios es un viviente eternonobilísimo, de suerte que Dios tiene vida y duración continua y eterna; pues Dios es esto.”
A simple vista pareciera que Aristóteles está hablando de nuestro Dios. Pero ¿será realmente así? Personalmente creo que si bien el pensamiento de Aristóteles nos puede ayudar en gran manera en la comprensión de nuestro Dios, es un concepto que no llega a abarcar la totalidad de la persona de Dios, al cualnosotros los cristianos (aun sin conocerlo totalmente) adoramos como nuestro creador y salvador. Trataré de desarrollar esta idea teniendo en cuenta algunos de los conceptos que están entretejidos en esta interesante frase compuesta por el autor.
A- “Tiene vida, pues el acto de entendimiento es vida”: Si observamos los primeros versículos del evangelio escrito por el Apóstol Juan, (teniendo encuenta que éste vivía en una sociedad de pensamiento griego y cronológicamente se ubica tres siglos más tarde) encontramos un relato con matices similares al estilo de los filósofos estudiados. En él no se utiliza el término “acto puro”. (término utilizado por Aristóteles para describir este motor inmóvil, ser, ente). Para Aristóteles “Acto puro” es la ausencia total de potencia. Juan en cambio,utiliza el término “logos”. Pero lo llamativo es que usa este término de forma bastante similar a la que Aristóteles usó al “acto puro”.
Aristóteles sostiene que Dios tiene vida. Esto es bastante lógico, ya que si Dios estuviera muerto, no existiría, por lo tanto no habría Dios ya que “no es”, y todo lo que “no es” no existe. En Sofonías 2.9 Dios declara por medio del profeta: “Tan cierto comoque yo vivo…” Por lo que podemos deducir que Dios tiene vida y toma un papel activo.
Ahora bien, Aristóteles lo plantea como un ser que tiene vida, que posee el don de la vida, mientras que Juan le asigna al logos (Dios en forma de Jesucristo) no solo el “tener vida”, sino que va un paso más lejos y declara que la vida está en él (Jn 1.4: En él estaba la vida). Es decir que la vida misma viveen Dios. La vida no podría existir si Dios no le diera lugar en él para que ésta “viva”. Por lo tanto podemos decir que la concepción cristiana de la “vida de Dios” es el de una vida aún superior que la vida de Dios descripta por Aristóteles.
De la misma manera en que sostengo que Juan iba más allá del pensamiento de Aristóteles, diferenciándose de él, a la vez destaco una serie de similitudes enel pensamiento de este último con el de los primeros cristianos autores de los escritos que encontramos en la Biblia. La segunda sección de esta primera frase a la cual hago referencia, tiene paralelos en la Biblia, los cuales, debo reconocer, me llenaron de asombro.
“… el acto de entendimiento es vida”, sostiene Aristóteles. Veamos ahora que nos dicen Juan y Pablo (siendo el último un apóstolenviado a tierras gentiles. Pablo fue dotado de un gran don para expresar el evangelio mediante el razonamiento, podríamos decir que fue un destacado filósofo cristiano. En la carta que él mismo le escribe a los cristianos de Éfeso capitulo 4 verso 18 escribe: “A causa de la ignorancia que los domina y por la dureza de su corazón, éstos tienen oscurecido el entendimiento y están alejados dela vida que proviene de Dios.” Vemos que al no buscar a Dios y su conocimiento carecemos del entendimiento y de la vida dada por el autor de la vida. Por otro lado Juan en su primera carta capitulo 5 verso 20 declara “También sabemos que el Hijo de Dios ha venido y nos ha dado entendimiento para que conozcamos al Dios verdadero. Y estamos con el Verdadero, con su Hijo Jesucristo. Éste es el Dios...
tracking img