Arpas eternas tomo 1

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 903 (225566 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Josefa Rosalía Luque Álvarez _____

____

Arpas Eternas

ARPAS ETERNAS

Alborada Cristiana

JOSEFA ROSALÍA LUQUE ALVAREZ (Hilarión de Monte Nebo)

Tomo 1

1

Josefa Rosalía Luque Álvarez _____

____

Arpas Eternas

JOSEFA ROSALÍA LUQUE ALVAREZ Esta insigne espiritualista argentina, nació en la ciudad de Villa María, Provincia de Córdoba, el 18 de marzo de 1893, y pasó almás allá el 1" de agosto de 1965. Conocida en la intimidad como Mamina, fue un ser de gran sensibilidad, inegoísta y humilde, con un caudal de amor tan extraordinario que le permitió realizar los más grandes sacrificios. Más de treinta años en unión de sus Guías espirituales, le llevó dar término a su obra y a su pacto con el Amado, con el Gran Instructor de nuestra humanidad: Cristo, que tantasignificó para ella, como para todas las almas que le pertenecen desde tiempos remotos. Escritora genial, dotada de una mente cual lente de cristal purísimo, concebía sus inspiradas obras viendo desarrollarse las escenas como en una película, pero con vida propia, sintiendo en sí misma todo el amor y el dolor de los- personajes que intervenían, lo que en forma de relato o diálogo era luego volcado a laescritura con tal vivencia, que al leerse se interviene sin querer en el argumento come parte integrante del mismo. La instructiva lectura de sus iluminadores libros titulados: Orígenes de la Civilización Adámica; Arpas Eternas; Cumbres y Llanuras; Moisés; Pequeñas Joyas Espirituales; El Huerto Escondido; como también de sus numerosas poesías místicas y profanas, llevan a todo corazón conprofundidad de sentimiento y meridiana claridad, ese conocimiento, bondad y paz, que son expresiones del Divino Amo y la Eterna Belleza.

2

Josefa Rosalía Luque Álvarez _____

____

Arpas Eternas

JESÚS DE NAZARETH Inútil parecería un nuevo relato biográfico del gran Maestro Nazareno, después que durante diez y nueve siglos se han escrito tantos y aun siguen escribiéndose sin interrupción.Mas, Jesús de Nazareth, encarnación del Cristo, no es propiedad exclusiva de ninguna tendencia ideológica, sino que nos pertenece a todos los que le reconocemos como al Mensajero de la Verdad, Eterna. El amor que irradió en tomo suyo el genial soñador con la fraternidad humana, le creó un vasto circulo de amadores fervientes, de perseverantes discípulos, que siglo tras siglo han aportado el valiosoconcurso de sus investigaciones, de su interpretación basada en una lógica austera, y finalmente, de las internas visiones de sus almas más o menos capaces de comprender la gran personalidad del Enviado por la, Eterna Ley, como Instructor y Guía de la humanidad terrestre. Yo, como uno de tantos, aporto también mi vaso de agua al claro manantial de una vida excelsa, de la cual tanto se ha escrito ysobre la cual hubo en todos los tiempos, tan grandes divergencias, que las inteligencias observadoras y analíticas, han acabado por preguntarse a, sí mismas: "¿Es real, o mitológico, un personaje del cual se han pintado tan diferentes cuadros? El hecho de haber 'muerto ajusticiado sobre un madero en cruz a causa de su doctrina,, no justifica por sí solo la exaltación sobrehumana, la, triunfante,grandeza, del Profeta Nazareno. ¡Hubo tantos mártires de la incomprensión humana inmolados en aras de sus ideales científicos, morales o sociológicos! La historia, de la humanidad, solamente en la época denominada Civilización Adámica, es uva cadena no interrumpida de víctimas del Ideal; un martirologio tan abundante y nutrido, que el espectador no sabe de qué asombrarse más, si de la tenazperseverancia de. los héroes, o de la odiosa crueldad de los verdugos. La grandeza del Maestro Nazareno, no está, pues, fundamentada tan sólo en su martirio, sino en su vida toda, que fue un exponente grandioso de su doctrina conductora de humanidades, doctrina que El cimentó en dos columnas de granito: La paternidad de Dios y ¡a hermandad de todos los hombres. Toda su vida fue un vivo reflejo de...
tracking img