Arquitectura barroca mexicana

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3080 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Arquitectura Barroca Mexicana |
Con similar inspiración, en 1785 se estableció junto a La Compañía el Seminario o Real Colegio de la Purísima Concepción, que al sobrevivir la expulsión de los jesuitas de América, en 1806, pasó a manos del Ayuntamiento, para convertirse más tarde en la actual Universidad de Guanajuato. En general las construcciones eclesiásticas de la ciudad tienen sentido demonumentalidad y disposición de elementos ornamentales grandilocuentes en sus fachadas. Otro templo, el de San Francisco, que data de 1792, es de piedra rosada magníficamente labrada con motivos ondulantes que recuerdan seres del mundo vegetal. Todos están de acuerdo en Guanajuato en que la portada más bella que legó ese mundo pasado, son las puertas que protegen la entrada al templo de San Diego,en el jardín de La Unión; la iglesia formaba parte del antiguo convento de San Diego, que fue arruinado por la pavorosa inundación que sufrió la ciudad en junio de 1760. Hoy, reconstruido solo el templo, su fachada es la original fielmente restaurada, con líneas y composiciones de gran refinamiento y equilibrio en los perfiles quebrados y exuberantes, que hacen de la portada una de las másimportantes piezas conservadas del arte barroco mexicano.

Fray Juan de Dios dice que en Guanajuato se encuentran algunos de los más bellos templos llamados “mineros”, por estar construidos en las “bocas” de entrada de la Tierra, “como la iglesia de La Valenciana, levantada en esa mina por don Antonio de Obregón y Alcocer, primer conde de Valenciana; el templo está dedicado a San Cayetano”. Y agregaFray Juan que esta iglesia data del siglo XVIII “y es digna del cielo por su belleza, por sus proporciones perfectas. Como un trabajo de orfebre, en sus fachadas resalta toda la vida de la piedra. En el interior, en sus retablos de filigranas la madera luce enmarcada en oro espléndidamente”.

San Cayetano de La Valenciana es un templo suntuoso por excelencia, muy ornamentado y de costo incalculablehoy día; en principio el dibujo pétreo de la portada mayor es de los más delicados que se conservan en México. Integra el fastuoso conjunto una rizada cornisa multilínea y estípites, inmensas hornacinas y balcones en las torres (solo una tiene campanario); en la puerta lateral se ven imágenes de santos y figurillas de animalitos entre flores, plantas y follaje indescifrable. El interior suma granexuberancia: pilastros, arcos y bóvedas se muestran ricamente decorados, aunque toda esa mampostería tallada, única, siendo excepcional, es poca cosa frente a los tres altares churrigurescos de su única nave; los retablos conforman formas difíciles de contar, perfectamente conservadas y todas elevándose a lo alto. El Mayor, como se espera, está ofrendado a San Cayetano; el lateral izquierdo a laVirgen de Guadalupe; el lateral derecho a la Asunción de María. Todos magníficos en sus oros que refulgen; se ven multitudes de ángeles, ninfas, santos y pastorcillos, todos cuidadosamente estofados con vida propia, vida extrañamente inspirada la del artesano que, en siglos, rescató estas escenas; en verdad forman unos de los más bellos conjuntos que se pueden apreciar del arte eclesiástico en laarquitectura americana. Las capillas interiores que no se deben dejar de ver, conservan delicadas esculturas, incluso una delicada figura en bulto de la Purísima, de franco origen asiático. También orientales se ven diversas formas como su maravilloso púlpito bañado en carey y marfil; la pila bautismal es de alabastro y, como presente de Oriente, es otra joya importada a América durante la épocavirreinal. San Cayetano de La Valenciana es una de las construcciones que instaron a la UNESCO a nombrar a Guanajuato Patrimonio Cultural de la Humanidad; es que no es posible apreciar en otro sitio obra igual.

En la ciudad existieron otras iglesias levantadas en “boca” de mina, de las que hoy es posible solo apreciar sus ruinas, como la de Cata cuya portada corresponde a la mejor época...
tracking img