Arquitectura prehistorica

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1039 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Había una vez un viejo carbonero que vivía con su esposa, que era también viejísima. El viejo se llamaba Andres y su esposa se llamaba Vanessa. Los dos vivían en una isla sagrada llamada Isla de las Aguas Sagradas, donde nadie era reclutado a morir. Era muy poco comun que una persona se enfermara en esa isla, sea cual sea la enfermedad, nadie estaba propinado a morir. Cuando una persona seenferma lo mandan a la isla vecina, y si por casualidad muere alguien sin síntomas, envían el cadáver a toda prisa a la otra costa de la isla.

La isla, la más pequeña en la region de las islas en la que dehecho se encuentran otras dos , es también la más hermosa. Está cubierta de pinos y sauces, y en el centro se alza un hermoso templo, cuya puerta parece que se adjunta en el mar. El mar es el másazul y transparente de lo que se puede imaginar, mientras que el aire es super rico y estupendamente pacifico.

Los dos ancianos eran admirados por el resto de la aldea, que los admiraba por dos virtudes: su capacidad de aceptar todas las virtudes de sus ciudadanos y persistencia a la hora de aceptar y superar los cambios de la vida, y el amor mutuo que se habían prestado durante más de cincuentaaños y aparte de como empezaron a criar a sus hijos; ocn poder sobre los demas pero a la vez con demasiado repeto por cada uno de los intergantes de la aldea.

Su matrimonio, había sido un matrimonio concertado por sus padres. Vanessa no había visto nunca a Andres antes de la boda, y éste sólo la había visto un par de veces a través de las cortinas, y se había quedado admirado por su rostro tanbello, la gentileza de su figura y la dulzura de su mirada. Desde el día del casamiento, la admiración y adoración fue mutua. Ambos disfrutaron de la alegría de su matrimonio que se multiplicó con tres hermosos y fuertes hijos, pero ambos también se vieron arrollados por la tristeza de perder a sus tres hijos, una noche de tormenta en el mar lo cual la aldea se quedo muy sorprendida al saber queel proximo heredero de la aldea seria un successor el cual tenia que ser admirado por la actual persona al frente de la aldea.

Aunque disimulaban ante sus vecinos, cuando estaban solos lloraban abrazados y secaban sus lágrimas en las mangas de sus camisas. En el lugar central de la casa, construyeron un altar en memoria de sus hijos y cada noche llevaban ofrendas y rezaban ante él. Peroúltimamente una nueva preocupación había devuelto la angustia a sus corazones. Ambos eran mayores y sabían que ya no les quedaba mucho tiempo. Pero Andres se había convertido en las manos de su esposa y Vanessa en sus ojos y sus pies, y no sabían cómo podrían superar la muerte de alguno de ellos.

Una tarde, Yoshiba sintió la necesidad de volver a ver el lugar donde había trabajado durante más decincuenta años. Pero al llegar al bosque, y observar los árboles, tan conocidos, se dio cuenta de que había algo nuevo. Tantos años trabajando allí, y nunca se había fijado en que debajo del mayor árbol había un manantial de agua clara y cristalina, , se mezclaba con el murmullo de la hojas al ser movidas por el susurro de la brisa al atardecer. Andres sintió una terrible sed y se acercó a la fuente.Cogió un poco de agua y la bebió. Al rozar sus labios, sintió la necesidad de beber más, pero al ir a agarrarla observó su reflejo en el agua y vio que habían desaparecido las arrugas de su rostro, su pelo era otra vez una hermosa y negra cabellera, y su cuerpo parecía más joven y fortalecido. Aquella agua tenía un poder misterioso que lo había hecho rejuvenecer.

Entonces sintió la necesidad deir corriendo a decírselo a su esposa. Cuando Vanessa lo vio llegar no reconoció a aquel mozo que de pronto se acercaba a la casa, pero al estar junto a él observó sus ojos y lo reconoció. Cayó desmayada al recordar sus años de juventud, pero Andres la levantó y le contó lo que había ocurrido en el bosque. Decidió que fue por la mañana, porque ya era de noche y no deseaba que se perdiera.

A...
tracking img