Arrepentimiento de obras muertas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1037 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 31 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
ARREPENTIMIENTO DE OBRAS MUERTAS

Hebreos 6:1-2

Primeramente, es necesario identificar y conceptualizar dos términos:

✓ Arrepentimiento: Se refiere al pesar o malestar emocional por haber hecho o haber dejado de hacer una cosa. Si la persona no se siente mal por ello, entonces no hay arrepentimiento.

✓ Obras: (lat. operam). Serie de acciones que una persona realiza, dirigidas a unfin, como por ejemplo, dedicarse a obras de caridad, lo cual es con fines no lucrativos y con el propósito de proporcionar el bien ajeno. En el campo marítimo, se llama obra muerta, parte del buque que va fuera del agua; y de igual forma se le llama obra viva a la parte del casco de un buque situada por debajo de la línea de flotación.

La primera aparición de esta palabra en la Biblia, laencontramos Génesis 6:5-6, cuando Dios lamentaba haber creado una generación de seres humanos que voluntariamente se pervirtieron: “... Y vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal. Y se arrepintió Jehová de haber hecho hombre en la tierra, y le dolió en su corazón...”. Pero elarrepentimiento de obras muertas se refiere al malestar por las malas obras cometidas y al repudio del pecado para volver a Dios.

En el Antiguo Testamento, nos encontramos que Dios demandaba del pueblo de Israel obediencia absoluta y éste cae bajo juicio cuando se desvía. Solo por el arrepentimiento se podía restablecer su relación favorable con Él, sin importar que fueren muchos los pecados de la persona.Como símbolo de su renuncia al pecado, el arrepentido rasgaba sus vestidos, ayunaba, se vestía de cilicio[1], o se sentaba en cenizas. Tenemos, por ejemplo, el caso de Acab, uno de los reyes más pervertidos que tuvo la nación de Israel quién, luego de escuchar las palabras de juicio que Dios le envió a través del profeta Elías, se humilló: “... Y sucedió que cuando Acab oyó estas palabras, rasgósus vestidos y puso cilicio sobre su carne, ayunó, y durmió en cilicio, y anduvo humillado. Entonces vino palabra de Jehová a Elías tisbita, diciendo: ¿No has visto cómo Acab se ha humillado delante de mí? Pues por cuanto se ha humillado delante de mí, no traeré el mal en sus días; en los días de su hijo traeré el mal sobre su casa...” (1 Reyes 21:27-29).

En el Nuevo Testamento, Juan el Bautistacontinúa demandando el arrepentimiento (Mateo 3:1,2,8,10) y también el mismo Jesús (Mateo 4:17; Marcos 1.15; Lucas 13.1-5), recalcando que su llamado va dirigido principalmente a los pecadores (Lucas 5:32).

El completo arrepentimiento, se produce por fe, y esta viene por el oír la palabra de Dios (Romanos 10:17). Ese escuchar la palabra de Dios, si se hace con un verdadero interés de aprender,convierte a la persona en un discípulo de Jesús. Pero el arrepentimiento demanda una renovación del espíritu y del corazón: “... Echad de vosotros todas vuestras transgresiones con que habéis pecado, y haceos un corazón nuevo y un espíritu nuevo. ¿Por qué moriréis, casa de Israel? Porque no quiero la muerte del que muere, dice Jehová el Señor; convertíos, pues, y viviréis...” (Ezequiel 18.31-32);y esto es posible solo como consecuencia de la redención que únicamente Dios puede dar. Leer Isaías 44.22; Jeremías 31.33 y Ezequiel 11.19; 36.26). De allí que Jesús no solo nombró arrepentimiento sino también conversión, y cuando dice “...convertíos...”, se refiere a un acto voluntario.

El arrepentimiento es indispensable para poder iniciar una nueva vida. Los apóstoles, en los inicios de laIglesia, fueron muy cuidadosos en eso:

Hechos 3:19. “...Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio...”.
Hechos 8:22. “...Arrepiéntete, pues, de esta tu maldad, y ruega a Dios, si quizá te sea perdonado el pensamiento de tu corazón...”.
Hechos 17:30-31. “...Pero Dios, habiendo pasado por alto los...
tracking img