Arriendo Local Comercial

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas: 20 (4763 palabras)
  • Descarga(s): 0
  • Publicado: 10 de julio de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
ERROR GRAVE. Doctrina y jurisprudencia han dejado claro que solo es error manifiesto, evidente, ostensible y protuberante, el que aparece a la vista, o sea el que precisamente por ser tan grave y notorio para advertirlo o encontrarlo no se hace necesario de mayores esfuerzos o razonamientos, por si solo se impone como una absoluta disconformidad, con lo que el contenido de la prueba ostenta. Deesta manera las interpretaciones que se hagan para la emisión del concepto no pueden estimarse como algo manifiestamente erróneo, como cuando el perito introduce en el dictamen hechos que no ha apreciado, como cuando se está avaluando una casa y se termina dando un concepto respecto de un apartamento, o que se esté avaluando una finca dedicada al ganado y se conceptúe como si se tratara de unafinca frutera o agrícola, porque desde luego se inadecuaría los elementos que constituyen el concepto. PRORROGA. DIFERENCIA CON RENOVACIÓN. REGULACIÓN DE CANON DE ARRENDAMIENTO DE LOCAL COMERCIAL. EFECTO RETROACTIVO. “Pretende la parte actora, que el canon que se regule por este proceso, se tenga en cuenta o se reconozca por la parte demandada desde cuando finalizó o perdió vigencia el contrato que sevenía desarrollando cuando se presentó la demanda, lo cual tiene asidero si se observa la literalidad de la misma norma cuando da facultad al juzgador de dirimir “las diferencias que ocurran entre las partes en el momento de la renovación del contrato de arrendamiento…” luego en esas condiciones, su decisión tendrá efectos al vencerse ese período contractual y no simplemente desde la ejecutoriade la sentencia, o sea que tiene efectos retroactivos, lo cual además está imbuido de equidad, pues de otra forma se beneficiaría la parte que retarde el proceso en detrimento de la otra que precisa la renovación de en cuanto al canon. Así ha decidido de antaño el Tribunal Superior de Bogotá, y para el caso se cita la sentencia del 11 de junio de 1985 con ponencia del Magistrado Alfonso GuarínAriza aplicada a un caso similar y en que se concedió el efecto que se reclama en la apelación, es decir retroactivo.” RENOVACIÓN DEL CONTRATO DE ARRENDAMAIENTO DE LOCAL COMERCIAL. PRUEBAS. DECRETO Y PRACTICA. Teniendo en cuenta lo previsto en el numeral 1º del artículo 10 de la ley 446 de 1998, con la demanda se trajo un dictamen de avalúo comercial del precio del canon de arrendamiento efectuado porla firma Lozano Villegas y Cía. S. en C. con certificación de que es miembro activo de la Lonja de Propiedad Raíz de Bogotá, con registro de avaluadores cooperativos, con solvencia técnica y profesional y se oyó en testimonio a quien realizó el dictamen con miras a establecer su capacidad, conocimiento y precisar o ratificar los elementos en que fundamento el concepto. No obstante ello, precisala sala, que esta prueba no fue tenida en cuenta por el Juzgado de conocimiento al proferir las decisiones al respecto en la audiencia realizada el 24 de octubre de 2005. Es decir, en aquella oportunidad decidió el a-quo lo relacionado con el decreto y práctica de las pruebas sin que hubiera hecho referencia al citado dictamen, que por su esencia tiene el carácter de prueba pericial, respecto de locual por parte alguna en aquella oportunidad ni en ninguna otra se decretó o se tuvo en cuenta como tal, no se mencionó en aquellas decisiones, y en esas condiciones no se le dio el trámite correspondiente, que por su naturaleza requería que se decretara como tal en forma concreta, para que la parte contraria a aquella que lo aportó tuviera la oportunidad de contradecirlo. O sea, allí el juzgadodesconoció la existencia de esa prueba hasta el punto que la decretó de oficio, con silencio absoluto de la parte actora, puesto ni reclamó que se le tuviera en cuenta el dictamen aportado con la demanda, ni propuso debate impugnatorio contra la decisión que decretó el peritaje en forma oficiosa. Ese silencio determinó 1
Proceso verbal Rugeles Vera y Cía. S. en C. contra Eduardo Moreno Vigio y...
tracking img