Arte clásico y buen gobierno

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (519 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Otelo: Los vicios y las pasiones destruyen a los líderes.
Definitivamente, el mal existe y los hombres malvados también. Eso queda claro para quien presencie cualquiera de las tragedias de WilliamShakespeare (1564-1616), y muy particularmente Otelo, el moro de Venecia. Sin embargo la intención del dramaturgo clásico no es simplemente mostrar la existencia del mal, sino prevenir a los hombrespara que no caigan en sus garras. El villano de esta obra, Yago, tiene todas las características de un ser malvado: es un resentido, que envidia a quienes lo rodean, es un mentiroso, que no solo carecede principios, sino que reniega de ellos; es un ser materialista, que maltrata a las mujeres; pero a la vez, es inteligente, astuto, y con una gran capacidad de manipulación. El personaje central dela obra, Otelo, es el general encargado de defender a Venecia y sus posesiones, como Chipre, de los Otomanos, es un hombre bueno y valiente, pero tiene una debilidad, es celoso. Pese a que la esposa deOtelo, Desdémona, es un dichado de virtudes, Yago, logra envenenar la mente del moro, con mentiras y manipulaciones, aprovechándose de su debilidad. Yago lo hace por razones puramente egoístas eirracionales: odia a Otelo sin motivo y a la vez desea el cargo de su lugarteniente sin merecerlo. Por su comportamiento perverso, Yago causa un enorme rechazo en el espectador, pero más indignación causala actitud estúpida de Otelo, que confía en las mentiras de Yago sin conocerlo a fondo y sin comprobar fehacientemente las falsas acusaciones, que lanza contra su esposa, todo porque unos celos sinsentido lo carcomen. Yago, también manipula al lugarteniente de Otelo, Cassio, aprovechándose de su debilidad: la mala bebida. Cassio es consciente de su problema, porque él mismo lo dice: “Embriaguezcede el sitio al demonio de la Ira. Una imperfección me muestra a la otra, para que pueda francamente despreciarme a mí mismo.” Y sin embargo, irresponsablemente, acepta las copas que Yago le brinda...
tracking img