Arthur c . danto : despues del fin-del arte cap1 moderno posmoderno y contemporaneo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1173 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Capítulo 1.

Introducción: moderno, posmoderno y contemporáneo

Not Andy Warhol (Brillo 8ox) d Mik' Bidlo. Cedida por -1 .lrti\ta y Brullo

Bi cho(berger.

Casi al mismo tiempo, pero ignorando cada cual el pensamiento del otro, el historiador alemán del arte Hans Belting y yo publicamos textos acerca del fin del arte. 1 Cada uno alcanzó la vívida sensación de que había tenido lugar uncambio histórico importante en las condiciones de producción de las artes visuales aun cuando, aparentemente, los complejos institucionales del mundo del arte -galerías, escuelas de arte, revistas, museos, instituciones críticas, comisarios- parecían relativamente establecidos. Belting publicó después un asombroso libro que traza la historia de las imágenes piadosas en el Occidente cristiano desdelos tiempos romanos hasta, aproximadamente, el 1400 d.C. al cual le dio el sorprendente subtítulo de La imagen antes de la era del arte. Eso no significaba que esas imágenes no fueran arte en un sentido amplio, sino que su condición artística no figuraba en la elaboración de las mismas, dado que el concepto de arte aún no había aparecido realmente en la conciencia colectiva. En consecuencia esasimágenes -de hecho icono - tuvieron un papel bastante diferente en la vida de la per onas del que tuvieron las obras de arte cuando ese concept( apar ció al fin y comenzó a regir nue tra relación con ellas algo seme¡ant· a lIna~ -on~id ra ion s 'stéti 'as. Ni siquiera eran con iderada en el

26

DESPUÉS DEL FI

DEL ARTE

INTRODUCC¡Ó

: MODER

o,

POSMODERNO

y

CO

TEMPORÁNEO27

sentido elemental de haber sido producidas por artistas (seres humanos que hacían marcas en unas superficies), sino que eran observadas como si su origen fuera milagroso, como la impresión de la imagen de Jesús en el velo 2 de Verónica. Luego, se tiene que haber producido una profunda discontinuidad en las prácticas artísticas, entre el antes y el después del comienzo de la era del arte, dadoque el concepto de artista no entraba en la explicación de las imágenes piadosas. 3 Sin embargo, más tarde, en el Renacimiento, el concepto de artista se volvió central hasta el punto de que Giorgio Vasari escribió un gran libro sobre la vida de los artistas. Antes tendría que haber sido a lo sumo sobre las vidas de los santos. Si esto es concebible, entonces pudo existir otra discontinuidad, nomenos profunda que ésta, entre el arte producido en la era del arte y el arte producido tras esa era. La era del arte no comenzó abruptamente en 1400, ni tampoco acabó de golpe hacia mediados de los años ochenta, cuando aparecieron los textos, de Belting y mío, en alemán e inglés, respectivamente. Tal vez ninguno de nosotros tenía una idea clara de lo que tratábamos de decir, como debemos tenerlahoy, diez años después. Pero ahora que Belting ha llegado a la idea de un arte anterior al comienzo del arte , debemos pensar en el arte después del fin del arte, como si estuviésemos en una sransición desde la era del arte hacia otra cosa, cuya forma y estructura exacta aún se debe entender. Ninguno de nosotros formuló sus observaciones a la manera de un juicio crítico del arte de nuestro tiempo.En los años ochenta ciertos teóricos radicales consideraron el tema de la muerte de la pintura y basaron sus juicios en la afirmación de que la pintura vanguardista parecía mostrar todos los signos de un agotamiento interno, o, por lo menos, un límite marcado más allá del cual no era posible avanzar. Se referían a las pinturas blancas de Robert Ryman, o tal vez a las monótonas y agresivaspinturas rayadas del artista francés Daniel Buren; y hubiera sido difícil no considerar sus observaciones, en cierto sentido, como un juicio crítico sobre estos dos artistas y sobre la pintura en general. Pero era bastante coherente con el final de la era del arte, tal como Belting y yo lo entendíamos, que el arte fuese extremadamente vigoroso y no mostrase ningún signo de agotamiento interno. La...
tracking img