Asdcacacacaca

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1553 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Soldados chilenos defienden los últimos bastiones del Tercer Reich Breslau, abril de 1945 (El Mercurio) 

El estallido de las bombas estremece las ruinas de Breslau. En las calles cubiertas por nubes de polvo se pueden ver a cientos de civiles que buscan comida o sólo tratan de recoger algún arma de los soldados muertos por el fuego enemigo. Entre el paisaje a la vez irreal y lejano, un grupode soldados emerge hablando en español. Algunos cantan. Y entre medio se escucha alguna risa justo en el momento en que uno, dos, diez rostros toman forma definida. Llevan uniformes alemanes. Llevan combatiendo semanas a un enemigo que no cesa en atacarlos. 
Son soldados de la Waffen SS. Y son chilenos. 
Al cabo de un rato se acercan y entre ellos me saluda el Capitán Miguel Serrano, el hombre almando de las únicas fuerzas chilenas que combaten en el corazón de Alemania. 
- Podemos conversar aquí – me dice Serrano – Volveremos al frente en un par de horas. 
¿Se trata del mismo Serrano, aquél joven escritor sobrino de Vicente Huidobro y que hace unos años causó controversia en el país al editar la llamada “Antología del Verdadero Cuento Chileno”? Así es. Ahora viste chaqueta militar yen sus manos porta un moderno fusil de asalto. ¿Cambió las letras por las armas? 
- Sí. – responde sonriendo. – Pero los poetas son también guerreros. Eso lo que somos nosotros. No simples soldados. Somos guerreros. Como los griegos de las Termópilas. 
Y si en las Termópilas los griegos eran trescientos, los chilenos en Breslau son algo más de quinientos, todos voluntarios reclutados por laWaffen SS hace casi dos años. ¿Seguirán el mismo destino de los griegos en la famosa batalla? Si es así, escribirán una de las páginas más inusuales pero no extraña de la historia de Chile, si pensamos en los 77 hombres que murieron en La Concepción hace más de cien años. 
Los poetas son guerreros. Si es así, la historia de estos hombres da para una novela. En estos dos últimos años han combatido enNormandía, Países Bajos, Hungría y ahora se encuentran defendiendo Breslau de las fuerzas soviéticas que mantienen cercada la ciudad. Y a pesar que la situación es crítica en toda Alemania y que la guerra está prácticamente perdida, Serrano y sus hombres tienen otros planes. 
“No hemos pensado en la rendición”, dice. “Además, no tiene mucho sentido rendirse. Sabemos que la política de loscomisarios rusos es ejecutar a los soldados SS, sobre todo si son voluntarios extranjeros”. 
De los casi 2.000 voluntarios chilenos que llegaron a Alemania en 1944 hoy sólo quedan poco más de 800, la mayoría combatiendo en Breslau y el resto repartido en los distintos frentes de Alemania. Hace poco más de un año el periodista Joaquín Edwards Bello escribió una crónica para este diario donde describía asía estos hombres: “Vienen de todas partes del país, aunque la mayoría es de provincia, y como era de esperarse, del sur de Chile. Hay desempleados, oficinistas, obreros, miembros del partido de Von Marrés, y ex – uniformados. Hombres que han vivido en la desesperación silenciosa de la vida citadina. Todos comparten un ideal y un sentido del deber que trasciende nuestras fronteras y eleva el fuegosagrado de la patria a regiones donde la Tierra se estremece al calor del combate. Se sienten parte de un mismo destino y de una misma causa. No piden nada. A cambio sólo desean combatir hasta la última bala, hasta el último aliento. Su único deseo es morir junto a sus camaradas”. 
Todo comenzó a fines de 1943 cuando Von Marrés llamó a sus partidarios a apoyar la lucha de Alemania. Cientos devoluntarios acudieron al llamado, si bien para ese entonces el Gobierno de Juan Antonio Ríos ordenó a la Policía de Investigaciones evitar cualquier acción que pusiera en riesgo el fin de la neutralidad chilena. El Departamento Cincuenta de Investigaciones logró apresar a algunos voluntarios pero la gran mayoría logró cruzar la frontera y llegar a Argentina, donde fueron recibidos por el gobierno...
tracking img