Asdf

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 33 (8096 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
AVERROES Y EL AVERROÍSMO
«No existe peor mal en el gobierno social que aquella política que hace de una sola sociedad varias, al igual que no hay mayor bien en las comunidades que aquello que las reúne y unifica (...) Por esto se dice que la unión de los hombres tiene sus ventajas y que nada hay que produzca mayores males y confusión en la sociedad que cuando un individuo dice algo concreto:esto es mío y eso no lo es» (Averroes: Exposición de la «República» de Platón).
 
 La vida de Averroes (según Miguel Cruz Hernández, profesor emérito del departamento de Islam y Arabismo y catedrático de Semíticas de la Universidad Autónoma de Madrid)
El abuelo de Averroes, Abu-l-Walid Muhammad Ibn Rushd, llamado al-Ÿidd ("el Abuelo"), fue un importante jurista maliki. Nació el año 450/1058-9;entre 511-515/1117-1121 fue qadi al-ÿama' de Córdoba, cargo que luego ocuparían también su hijo, su nieto y uno de sus biznietos. Dicho puesto de juez mayor revestía una cierta notoriedad debido a su triple carácter: visirial, religioso y jurídico; tenía, pues, rango honorífico de ministro y miembro del consejo real y podía dirigir la plegaria solemne de los viernes.
Hacia 1120 fue destituido delcargo, pero esta deposición fue muy breve, ya que pronto recuperó su influencia e intervino en favor de Ibn Baÿÿa o Avempace (1070?-1139), cuando éste fue encarcelado en Sevilla. El 20 de safar de 520/17 de marzo de 1126, se trasladó a Marrakesh para advertir al sultán almorávide Alí Ibn Yusuf Ibn Tashufín de la peligrosa situación creada por la famosa aceifa de Alfonso VII, que llegó hasta Almería,y de la ayuda que le habían prestado los mozárabes andalusíes. Murió el 21 de dhu-l-qa'da del 520/8 de diciembre de 1126, miércoles , al parecer cuando ya había nacido su nieto.
Su hijo, padre de Averroes, Abu-l-Qasim Ahmad Ibn Rushd, nació el año 487/1094 y murió el 564/1168. También fue qadi al-ÿama' de Córdoba.
Abu-l-Walid Muhammad Ibn Ahmad Ibn Rushd al-Hafid ("el Nieto") nació el año520/1126. Recibió la tradicional formación alcoránica, la jurídica y la médica. Entre sus maestros se citan a los alfaquíes Abu Muhammad Ibn Razak y Abu Marwán Ibn Murra, y los médicos Abu Ÿa'far Ibn Harún de Trujillo y Abu Marwán al-Balansí ("el Valenciano"). En cuanto a la filosofía, el único maestro posible fue su amigo y protector Ibn Tufail (1110-1185). La iÿaza (licentia docendi) debió recibirlahacia 1141, casándose entre 1146 y 1153.
El año 558/1163 subió al trono Abu Ya'qub Yusuf Ibn Abd al-Mu'min, hombre culto y que, según al-Marrakushí se rodeó de una corte de letrados, científicos y pensadores, entre ellos Ibn Tufail, cuya influencia fue muy importante y duró hasta su muerte. A finales de 1168 o principios de 1169, Ibn Tufail presentó a Ibn Rushd ante el sultán almohade. Elhistoriador Abd al-Wahid al-Marrakushí (1185-1224) en su crónica al-Muÿib fi taljís ajbar al-Magrib (ed. Dozy y otros, Leyden, 1968, págs. 174-175), escribe lo siguiente:
Abu Bakr Ibn Tufail no cesó de congraciarse con los sabios y de atraer sobre ellos la atención, los favores y los elogios del soberano almohade. Fue él quien recomendó a Abu-l-Walid Muhammad Ibn Ahmad Ibn Muhammad Ibn Rushd, que desdeeste momento fue ya conocido y apreciado. Su discípulo Abu Bakr Bundud Ibn Yahya al-Qurtubí me ha dicho haber oído muchas veces al sabio Abu-l-Walid Ibn Rushd contar lo siguiente: Cuando fui introducido delante del Príncipe de los Creyentes Abu Ya'qub, lo encontré acompañado tan sólo de Abu Bakr Ibn Tufail. Abu Bakr se dedicó a hacerme el elogio, hablando de mi familia y de mis antepasados yañadiendo benévolamente elogios de mí, que yo no merecía desde luego. El Príncipe de los creyentes, después de haberme preguntado mi nombre, el nombre de mi padre y el de mi linaje, trabó conmigo coversación haciéndome la siguiente pregunta:
—¿Qué opinan del cielo? (los filósofos, quería decir); ¿lo creen eterno o engendrado?
Lleno de confusión y de temor traté de soslayar la respuesta, y negué el...
tracking img