Assd

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (924 palabras )
  • Descarga(s) : 1
  • Publicado : 4 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Macondo, hay macondo todavía recuerdo el día en que llegamos aquí, después de mucho tiempo viajando desde la sierra, días, noches avanzando por varios meses en ese trayecto donde con varios amigosnos llevamos por nuestros impulsos de aventura, este viaje donde no solo pensaba en lo que había hecho con prudencio, también pensaba como seria mi hijo si ese mito que todos nos decían a mi y aÚrsula se haría realidad, si nuestro hijo saldría con cola de cerdo, no me acuerdo muy bien cuando Úrsula tubo al niño, pero nunca se me olvidara la sensación que tuve al ver que el niño nació con todassus partes humanas nada de cerda ni nada una felicidad increíble como la que se me generaba cuando los gitanos como en marzo llegaban al pueblo con objetos nuevos.

Macondo recuerdo cuando llegamos,ver esas 20 casitas de barro y cañabrava junto al rió donde cada año que pasaba mas y mas crecías. La verdad Siempre fue un tipo soñador muy llevado a mis impulsos debe haber sido por eso quesiempre caía cuando Melquíades y los gitanos llegaban, siempre compraba sus locos inventos los lingotes metálicos el catalejo y los mapas y esas cosas, la verdad aunque siempre fracasaba con lo queMelquíades me vendía ese gitano era muy honesto me devolvía el dinero y me enseñaba cosas del mundo.

Los meses que pasaba en el cuartito que construí con mías experimentos las noches que pasaba tirado enel patio viendo las estrellas, cosas que al fin me pesaron, la verdad la infancia de José arcadio o el nacimiento de Aureliano no los recuerdo. No fue un padre para ellos ni para Amaranta. No se sila peste del insomnio que nos sacudió tenga algo que ver pero la verdad muy pocas veces me acorde de mis hijos, que existían.

Hay el escándalo que generaba cuando mis experimentos eran exitosos,parecía loco con fiebre no había dormido pero lo logre ¡descubrí La tierra era redonda como una Naranja!
El día que Melquíades nos regalo el laboratorio de alquimia cambio mi vida y la del pueblo....
tracking img